El Estado Islámico “marca” como objetivos a los gobernadores provinciales de los talibanes

Advierte al nuevo régimen afgano de un eventual acercamiento a las Naciones Unidas

Daw Mazmel, gobernador de Nangahar, "marcado" por el Estado Islámico
Daw Mazmel, gobernador de Nangahar, "marcado" por el Estado Islámico FOTO: jmz tali

El Estado Islámico (Daesh, Isis) está decidido a volcar todos sus esfuerzos en combatir al nuevo régimen talibán de Afganistán. Los atentados son continuos e, incluso, señalan a personas concretas como sus enemigos.

A través de sus redes sociales, informan de que han nombrado “al apóstata proiraní Daw Mazmel como gobernador de Nangarhar”; y que este individuo se dedica a “liquidar y capturar a decenas de residentes en la zona porque pertenecen a los “salafistas””, con tal de dar satisfacción al régimen de los Ayatolás.

Asimismo, advierten de un eventual acercamiento o reconocimiento de los talibanes por parte de la ONU. Recuerdan las palabras de Osama Bin Laden, “que Dios se apiade de él”, en el sentido de declarar a los talibanes como infieles por recurrir a las Naciones Unidas. Aseguran que dijo: “aquellos que refieren nuestras tragedias hoy y quieren que las resolvamos en las Naciones Unidas no son más que hipócritas que engañan a Dios y a Su Mensajero y engañan a los que creen, y nuestras tragedias solo provienen de las Naciones Unidas, que emitieron la resolución de partición en 1947 para Palestina; y acogió a los judíos (...) aquellos que dicen ser líderes de los árabes y todavía están en las Naciones Unidas son incrédulos en lo que le fue revelado a Mahoma, la paz y las bendiciones sean con Él”.

De paso, Isis asume la autoría de un nuevo ataque contra los talibanes en Jalalabad, “con ametralladoras, lo que provocó la muerte de seis de ellos y daños materiales en el vehículo en el que viajaban”.