¿Qué es el sistema SWIFT?

Es la sociedad que administra las comunicaciones entre los bancos de todo el mundo. Aumenta la seguridad y la rapidez de las transferencias

Rublos rusos
Rublos rusos FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El término SWIFT proviene del acrónimo “Society for World Interbank Financial Telecommunication”, que hace referencia a la sociedad encargada de dirigir y administrar las comunicaciones entre los bancos de todo el mundo.

Utilizada por más de 11 000 instituciones financieras en más de 200 países, es una cooperativa con sede en Bélgica dirigida por una junta de 25 miembros, incluido Eddie Astanin, presidente del Centro de Compensación de Contraparte Central (NCC) de Rusia.

El Código SWIFT se compone por una serie alfanumérica exclusiva, diferente para cada entidad y para cada zona, que los clientes de cada banco deben tener para poder realizar operaciones a escala internacional. Se podría definir también como una especie de protocolo que permite ampliar más el área de las transacciones a nivel internacional.

Se forma a partir de la unión de 4 grupos numéricos. Cada grupo tiene su significado y la suma de ellos hace que en total el código tenga entre 8 y 11 dígitos.

El primer grupo se forma por los cuatro primeros dígitos. Estos identifican a la entidad bancaria, la nombran. Por ejemplo, en la situación del banco BBVA sus cuatro dígitos corresponderían a esas mismas letras, para el banco ING sería INGD y para el Banco Santander BSCH.

El segundo grupo se forma por los dos dígitos siguientes, ocupando las posiciones 5 y 6 del código. Este grupo indica el país: ES identifica a España.

El tercer grupo lo forman el séptimo y octavo dígito. Estos indican la población en la que se encuentra el banco. Si la entidad se encuentra en Madrid, los dígitos serían MM, en el caso de Barcelona, los dígitos serían BB, etcétera.

Finalmente, el cuarto y último grupo lo forman los tres últimos dígitos, y que son completamente opcionales. Este grupo hace referencia a la oficina en la que está abierta la cuenta con la que se está trabajando.

¿Para que sirve?

El Código SWIFT, gracias a su nomenclatura directa, aumenta la seguridad en las transacciones internacionales y, a su vez, reduce el tiempo que se tarda en realizarlas y la cantidad de comisiones que hay que abonar.

Otro dato que es importante es que a este código también se le conoce como BIC (Bank Identifier Code), ya que muchos profesionales de la banca utilizan las dos denominaciones, aunque se refieran a lo mismo. Así que, si te piden el BIC, no te preocupes, te están pidiendo exactamente lo mismo.

¿Cuándo se utiliza?

Se debe incluir en todas las transferencias internacionales. Una vez incluido, el banco correspondiente se encargará de elaborar una prueba de la realización, la cual es denominada como mensaje SWIFT y contará con todos los datos relativos a la transferencia que se ha realizado con anterioridad.

Siempre debe incluirse en los términos de pago de las facturas, puesto que así los clientes no tendrán la necesidad de contactar con la persona exportadora para que les facilite dicho código.

Como breve resumen, siempre que se pague a un proveedor en un tercer país por transferencia (importación), se debe incluir el SWIFT y viceversa, es decir, un cliente que nos deba una factura nos va a solicitar ese código para incluirlo en la transferencia que, posteriormente, te realizará.

El precedente

Ahora que la UE se plantea expulsar a Rusia del sistema SWIFT en caso de que ataque Ucrania, se ha producido un precedente. En marzo de 2012, SWIFT desconectó los bancos iraníes a medida que se endurecían las sanciones internacionales contra Teherán por su programa nuclear, una medida que hizo que el país perdiera la mitad de sus ingresos por exportaciones de petróleo y el 30% del comercio exterior, según el centro de estudios Carnegie Moscow Center.