Más de 10.000 menores refugiados «desaparecidos» tras viajar sin sus padres

Europol alerta de que gran parte de esos niños han caído en manos de mafias de explotación sexual y otros han logrado el reagrupamiento

Niños sirios , durmiendo a la intemperie en Estocolmo
Niños sirios , durmiendo a la intemperie en Estocolmo

Europol alerta de que gran parte de esos niños han caído en manos de mafias de explotación sexual y otros han logrado el reagrupamiento

La crisis de los refugiados lleva tiempo generando historias desgarradoras. Hombres, mujeres y niños que arriesgan su vida para intentar llegar a las costas europeas, huyendo de la guerra en sus países o del terrorismo. Y los más pequeños a veces van acompañados de sus padres, pero otras veces no. Se estima que al menos 10.000 niños que llegaron en solitario habrían desaparecido nada más llegar a Europa.

Muchos de ellos podrían haber caído en manos de mafias, otros habrían tenido más suerte al reunirse con miembros de su familia, pero de todos ellos no se tiene rastro y no se conoce en definitiva su paradero. Según la organización Save the Children, el año pasado habrían llegado a Europa sin sus progenitores al menos 26.000 niños.

El dato de desaparecidos se ha adelantado a los diarios británicos «The Guardian» y «The Observer» desde la Oficina Europea de Policía (Europol). Las cifras se hacen públicas después de que el Gobierno del primer ministro británico, David Cameron, anunciara la semana pasada que Reino Unido aceptaría niños no acompañados procedentes de Siria u otros países que se encuentren en conflicto. Según datos de Europol, aproximadamente el 27% de las personas que llegan a Europa como refugiados son niños.

Sin duda salta a la palestra uno de los temas más delicados que lleva consigo la crisis migratoria, la parte más débil del eslabón. «Ya sea que estén registrados o no, estamos hablando de 270.000 niños que llegan. No todos están solos, pero también tenemos evidencias de que una gran proporción podría estarlo, lo que indica que la cifra de 10.000 es probablemente una estimación conservadora del número real de menores no acompañados que han desaparecido desde que entraran en Europa», señalaba el jefe de Personal de Europol, Brian Donald.

Un total de 5.000 niños habrían desaparecido nada más llegar a Italia y otros mil tras su entrada en Suecia. En Reino Unido, según explicó Donald, el número de niños que desaparecen poco después de llegar como solicitantes de asilo se ha llegado a duplicar en el último año y va creciendo el temor de que sean víctimas de bandas criminales. Algunos podrían haber sido incluso explotados sexualmente.

Europol recuerda como en Hungría se ha encarcelado a «un gran número de criminales» que se han dedicado a explotar inmigrantes. «Toda una infraestructura penal se ha desarrollado durante los últimos 18 meses alrededor de la explotación del flujo migatorio. Hay cárceles en Alemania y Hungría donde la gran mayoría de los detenidos tenían relación con la actividad delictiva que rodea la crisis migratoria», relataba Donald, tras señalar que Europol se reunirá con la Policía de los países bálticos para combatir en conjunto precisamente esta ola de desapariciones.

Mariyana Berkel, representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), señaló que los menores que no van acompañados de sus progenitores son sin duda «la población más vulnerable». «Son aquellos que no están al cuidado de sus padres que, o bien han sido enviados por sus familias para entrar en Europa primero y luego hacer llegar más familia, o que han huido con otros familiares», concluyó Berkel.