Internacional

Una futbolista muere degollada por su expareja cuando se disponía a jugar un partido

Melina Romero fue asesinada tras recibir una cuchillada en el cuello delante de sus compañeras, y su expareja, Gustavo Ernesto Aceval, se dio a la fuga

Imagen de archivo de un cuchillo de cazador.
Imagen de archivo de un cuchillo de cazador. FOTO: Photodynamx dreamstime

Gustavo Ernesto Aceval estaba siendo buscado después de que el pasado domingo asesinara a su expareja, Melina Romero, la cual iba a disputar un partido de fútbol en “la canchista de Escobar”, en Colombia.

Según declararon los testigos a medios locales, el hombre estaba escondido y cuando apareció su expareja, la atacó con un cuchillo provocándole un corte profundo en el lado derecho del cuello, para después escapar en una moto. Romero, de 30 años, falleció en el lugar como consecuencia de la gravedad de la herida.

Después del suceso, Aceval, conocido también como “el chachi”, contactó con una persona cercana, a la que le aseguró que su intención era matar también al hijo, pero que “no se dio la oportunidad”, así como que no se iba a entregar. También explicó su asesinato en sus estado de la aplicación WhatsApp: “Iba a matar a sus dos hijas, pero como no aparecieron, murió ella. Yo la quería mucho”, escribió, según explican los medios locales.

La policía logró capturar a Aceval, de 45 años, este miércoles, quien presentaba heridas en el cuello y manos y también tenía en su posesión el cuchillo que presuntamente empleó para el ataque. “Teníamos el dato de que estaba cerca de la casa de su padre, en una vivienda precaria que habitan los trabajadores del monte. Pusimos una consigna policial en el lugar y cuando salió esta mañana lo detuvimos”, explicaban los investigadores.