Internacional

Corea del Sur activa sus cazas para repeler aviones de combate chinos y rusos en su zona de defensa aérea

Seúl despliega combatientes de la fuerza aérea para “implementar medidas tácticas” para prepararse para una posible contingencia

Dos aviones chinos Chengdu J-20 en una foto de archivo
Dos aviones chinos Chengdu J-20 en una foto de archivo FOTO: ALEX PLAVEVSKI EFE

El ejército de Corea del Sur ha anunciado que ha activado sus aviones de combate después de que al menos cuatro cazas chinos y cuatro rusos ingresaran a su zona de defensa aérea el martes sin previo aviso en una misión que coincide con el último día de la visita del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en Asia.

Los aviones rusos y chinos entraron y salieron de la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Corea (Korea ADIZ) en el Mar de Japón, conocido en Corea como el Mar del Este, varias veces durante este martes, según el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur (JCS). La misión, que incluía aviones de combate y bombarderos de cada lado, no violó el espacio aéreo de Corea del Sur, agregó el JCS.

El ejército de Corea del Sur desplegó combatientes de la fuerza aérea para “implementar medidas tácticas” para prepararse para una posible contingencia. A diferencia del espacio aéreo, una ADIZ es una zona donde los países pueden exigir unilateralmente que las aeronaves extranjeras tomen medidas especiales para identificarse, sin leyes internacionales que rijan las ADIZ.

La agencia Yonhao ha informado de que a las 7:56 am, dos bombarderos chinos H-6 ingresaron en la zona de defensa desde un área de 126 kilómetros al noroeste de Ieodo, una roca sumergida al sur de la isla sureña de Jeju, según el JCS. Después se dirigieron hacia el Mar del Este y salieron de la zona alrededor de las 9:33 a.m. Más tarde, dos aviones de combate chinos se unieron a cuatro aviones de combate rusos, incluidos dos bombarderos TU-95, y entraron juntos a las 9:58 a.m para abandonar la zona a las 10:15 a.m.

La incursión de este martes es la primera desde que el nuevo presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, asumió el cargo el 10 de mayo. El domingo, Yoon concluyó una cumbre con el presidente de EEUU y criticó la guerra de Rusia en Ucrania. Moscú no reconoce la ADIZ de Corea, mientras que Pekín dice que esta zona de defensa no es un espacio aéreo territorial, por lo que todos los países deberían disfrutar de libertad de movimiento allí.

En 2019, los aviones de combate de Corea del Sur realizaron cientos de disparos de advertencia a los aviones militares rusos cuando ingresaron al espacio aéreo de Corea del Sur durante una patrulla aérea conjunta con China. En ese ocasión, Seúl activó la maniobra de “scramble”o de despegue urgente cuando detectó al avión ruso penetrando en su Zona de Identificación de Defensa Aérea. Esta maniobra es ejecutada por pilotos de combate cuando la presencia excesivamente cercana de un aparato extranjero hace posible una violación del espacio aéreo nacional.

El Ministerio de Defensa ruso acusó entonces a Corea del Sur de haber puesto en peligro a dos bombarderos estratégicos rusos Túpolev Tu-95MS con los disparos de advertencia que realizaron dos cazas F16 surcoreanos cuando los aviones rusos sobrevolaban “aguas neutrales” en el mar de Japón.