Publicidad
Publicidad
Internacional

Brasil: Deserciones en el centro y la derecha en favor de Bolsonaro

“Os ratos comeÇan a sair do barco”. Con esta popular expresión de la calle, seguidores de Bolsonaro, el líder ultra que encabeza los sondeos en Brasil y ayer volvió a subir un punto, jaleaban en las redes sociales la incorporación al bando del ex militar de aliados tradicionales del partido de centro de Geraldo Alckmin, entre ellos el Frente Agropecuario y los evangelistas de la “bancada da bala”. También han mostrado su apoyo al bolsonarismo cuatro candidatos a gobernador y el futbolista Rivaldo.

Publicidad

“Bolsonaro nao é Jesus, mais é Messias”, tuiteaba ayer Rene Terra Nova a propósito de la incorporación, uno a uno, a las filas de Jair Messias Bolsonaro, de los grandes líderes evangélicos de Brasil, que lideran a gran parte del 30 por ciento de los brasileños que profesan esta religión. La bancada parlamentaria de los evangelistas, conocida como “bancada de bala”, agrupa a diferentes grupos coaligados hasta ahora al centrista Alckmin, que han empezado a manifestar públicamente su apoyo al militar. “Es un apoyo natural pues es quien defiende los valores cristianos”, declaraba públicamente el coordinador del frente evangélico en la Cámara de Diputados, Hidekazu Takayama.

Publicidad

En el mismo sentido se manifestaron los diputados del frente Agropecuario a través de su parlamentaria Teresa Cristina, presidenta de un grupo congresista que reúne a 240 representantes, igualmente aliados a la candidatura de los denominados “tucanos” del PSDB de Alckmind, inclyendo 18 parlamentarios del propio partido centrista. Militantes del PSDB han creado en Facebook el grupo “sou tucano e voto Bolsonaro”, que cuenta ya con más de siete mil integrantes y promueve la corriente interna “Liberdade Tucana”, que agrupa asimismo a partidarios del ultraderechista.

Publicidad

Pero no sólo eso, cuatro candidatos a gobernador han expresado también su adhesión a la lista del militar, en concreto en los estados de Minas, Bahía y el Distrito Federal, y otros como Doria ( Sao Paulo) o Areujo ( Pernambuco), no dudan en aparecer en fotos y videos con militantes del PSL bolsonarista, aunque sin renunciar de momento a su marca de origen. También ha tenido eco el apoyo explícito y público del futbolista Rivaldo, aunque los seguidores de equipos como Corinthians, Santos y Fluminense lo han desaconsejado.

Por segundo día consecutivo, la Bolsa de valores de Sao Paulo, la más grande de América y decimotercera en el mundo, reflejó la euforia de los mercados ante el ascenso de Bolsonaro en los sondeos, que ayer le otorgaban un punto más ( 32 por ciento), con nueve de diferencia sobre el lulista Haddad ( 23 por ciento), y una proyección de empate técnico para la segunda vuelta ( 41 frente a 43 por ciento).

Estas proyecciones de resultado han hecho saltar las alarmas en el cuartel general petista, ante el temor de Lula y Haddad a que la victoria de Bolsonaro sea mayor de la prevista y elimine el segundo turno. De ahí que hayan puesto en marcha una especie de operación de emergencia para anticipar los ataques directos al ex militar, ante la relevancia de tres factores que consideran peligrosos: el fuerte apoyo del lobby evangelista, la migración de apoyos del centrista Alckmin a Bolsonaro, y la pérdida de votos entre el electorado históricamente lulista, como pobres y “nordestinos”.

Publicidad

En medio de este panorama, anoche se celebró en último debate entre los candidatos, al que no asistió Bolsonaro por prescripción médica. El ultra contraprogramó a Globo TV con intervenciones en directo a través de Facebook y otras redes sociales, donde por la mañana volvió a aparecer, particularmente moderado y acompañado por un candidato negro de su lista en Río, para airear que “no es racista”, y atacar con dureza a Haddad, a quien acusa de querer implantar en Brasil un régimen como el de Cuba o Venezuela.

Atacado a tiros un candidato de derechas

Un nuevo acto de violencia se ha vuelto a registrar en plena campaña al sufrir un ataque a tiros el ex militar y candidato democristiano al gobierno de Sao Paulo, Mayor Cristiano da Costa, la pasada noche del miércoles sobre las diez en la periferia paulista.

El conductor del candidato de la derecha, capitán Muñoz, recibió varios tiros en el pecho, aunque resultó ileso gracias al chaleco antibalas que le protegía, igual el ex militar candidato.

La agresión fue protagonizada por cuatro individuos montados en motocicletas desde las que dispararon al interior del Chevrolet negro en el que se desplazaba el político democristiano, que perdió el control y se desplazó de la calzada con motivo de la agresión.

El mayor Cristiano da Costa intentó repeler a los asaltantes disparando sobre ellos con su pistola, aunque no logró alcanzarlos, por lo que éstos lograron huir.