Dos policías salen ilesos al ser tiroteados en Belfast por disidentes del IRA

Impactos de bala en elcoche policial
Impactos de bala en elcoche policial

La Policía norirlandesa (PSNI) confirmó hoy que un vehículo con dos agentes fue tiroteado ayer en el oeste de Belfast por supuestos disidentes del IRA, en una acción terrorista que, aunque no causó heridos, tenía "intención de matar". El superintendente de la PSNI Nigel Grimshaw explicó que el coche policial recibió hacia las 19.00 horas GMT hasta ocho impactos de bala mientras estaba aparcado en la calle Rossnareen Avenue del barrio católico de Andersonstown, antiguo bastión del Ejército Republicano Irlandés (IRA) en la capital norirlandesa.

Varios proyectiles alcanzaron la zona del copiloto, pero ambos agentes resultaron ilesos, señaló el dirigente policial.

"Este fue un intento sin sentido e imprudente de matar a los policías que estaban desarrollando tareas de rutina como parte de una investigación sobre delitos graves. Por suerte, fallaron", dijo Grimshaw.

En respuesta a este atentado, el superintendente aseguró que el cuerpo revisará sus protocolos de actuación en zonas como esta, con presencia de escisiones disidentes del IRA -opuestas al proceso de paz en la provincia británica-, pero recalcó que la PSNI continuará con sus tareas diarias.

"Este incidente no impedirá que estos dos agentes o sus colegas sigan prestando un servicio policial valioso y cada vez más necesario en el oeste de Belfast. Los que creen que asesinando policías van a conseguir algo están muy engañados", recalcó Grimshaw.

El ataque de los disidentes fue hoy condenado por el político nacionalista Alex Maskey, diputado por el Sinn Féin y exmiembro del IRA durante el pasado conflicto, quien recordó que los disparos podrían haber alcanzado también a civiles.

"Sus responsables no tienen nada que ofrecer a la comunidad, no representan a la gente de la zona y deben poner fin inmediatamente a estas acciones inútiles y temerarias. No permitiremos que nos arrastren hacia el pasado", aseguró Maskey, el primer dirigente del Sinn Féin que ocupó la alcaldía de Belfast (2002-2003).

También el ministro principal norirlandés, el protestante Peter Robinson, criticó en su cuenta de Twitter la futilidad de las acciones de los disidentes.

"Mis pensamientos están con los agentes atacados en Belfast. Se trató de un acto inútil que podría haber provocado una carnicería para cualquier persona que se encontrara por allí", escribió en la red social el líder del mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP).

"Los responsables de este acto cobarde han demostrado no tener consideración alguna hacia la comunidad local", agregó David Ford, líder del multiconfesional Partido Alianza y ministro de Justicia en el Ejecutivo de Belfast, de poder compartido entre protestantes y católicos.

EFE