MENÚ
martes 15 octubre 2019
01:57
Actualizado

El ex-guerrillero de las FARC, Jesús Santrich, en paradero desconocido

El pasado sábado 29 de junio, el narco-guerrillero y congresista colombiano desde el 11 de junio; burló a su equipo de seguridad y se dirigió a paradero “desconocido”, lo que pone en duda su compromiso con el Acuerdo de Paz

El presidente colombiano, Iván Duque, le recuerda que tiene una cita este próximo martes, 9 de junio, ante la Corte Suprema de Justicia

  • Jesús Santrich / Foto: Reuters
    Jesús Santrich / Foto: Reuters

Tiempo de lectura 2 min.

03 de julio de 2019. 20:09h

Comentada
Álvaro Gómez-Chaparro.  3/7/2019

ETIQUETAS

El exguerrillero estaba en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata, en el departamento de César (al norte del país). Un espacio donde los desmovilizados de las FARC se preparan para reincorporarse a la vida civil.

Su equipo de seguridad estaba formado por miembros de confianza del nuevo partido FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común), que es el nombre con el que han bautizado al partido político constituido por algunos de los 13.000 integrantes de la banda armada.

En virtud del Acuerdo de Paz, el nuevo partido tiene garantizados diez escaños en el Congreso durante dos legislaturas, con independencia de lo que digan las urnas. A cambio sus miembros entregarían las armas y se reincorporarían a la sociedad civil. Como parte del compromiso, también estarían obligados a comparecer, cuando fuese necesario, ante la Jurisdicción Especial para la Paz, una cámara encargada de investigar los delitos más graves del conflicto.

Si Jesús Santrich decidiese desaparecer, no sería el primero de los altos cargos de la guerrilla en hacerlo. El número dos de las FARC, Iván Marquez; el Comandante del Bloque Oriental, Henry Castellanos Garzón (alias “Romaña”); y Hernán Diego Velásquez “El Paisa”, exjefe de la columna “Teófilo Forero”; Todos ellos están hoy en paradero desconocido.

El director de la Unidad Nacional de Protección (entidad encargada de brindar servicio de escolta en Colombia), Pablo Elías González, dijo que Santrich abandonó “su esquema de protección, formado mayoritariamente por personas de confianza del partido FARC, y en este momento, su paradero es desconocido por parte de los encargados de otorgarle seguridad”.

La Misión de Verificación de la ONU “le exhorta a que se presente y cumpla con sus obligaciones, incluyendo la citación a indagatoria de la Corte Suprema de Justicia el próximo 9 de julio” para rendir declaración por supuestos vínculos con el narcotráfico después de la firma de los acuerdos.

Sorprende la decisión de Santrich porque la Justicia Especial para la Paz (JEP) le concedió la garantía de “no extradición” a EE UU, por los presuntos delitos de narcotráfico tras la firma del acuerdo en 2016.

El Consejo Político Nacional, máxima autoridad de la guerrilla exigió en un comunicado a Santrich a cumplir con lo pactado en el Acuerdo de Paz. También advertía al resto del grupo que, “si algún militante decide ponerse al margen del proceso o, luego de la entrada en vigor del acuerdo (de paz), asume conductas que lo pongan fuera de la ley, debe asumir las consecuencias, tal y como está redactado en el acuerdo que firmamos con el Estado”. Pero esta institución todavía no se ha pronunciado sobre si lo expulsa del partido o no.

Últimas noticias