El Gobierno y las FARC reanudan diálogo con el reto de concretar resultados

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC reanudaron hoy en La Habana el diálogo en el primer ciclo de conversaciones de 2013 con el reto de lograr resultados sobre el problema de la tierra, el primer punto en la agenda.

Los negociadores del Gobierno encabezados por el exvicepresidente Humberto de la Calle consideran que en este nuevo periodo de diálogo se debe avanzar hacia la finalización del conflicto con "nuevo ritmo y energía".

"Esta es una fase de conseguir resultados para un acuerdo de la finalización del conflicto, queremos finalizar el conflicto, eso es lo que nos trae a la mesa", dijo De la Calle en declaraciones divulgadas por su equipo de prensa.

Agregó que se necesita "avanzar en lo concreto. Estamos en el punto uno de la agenda, desarrollo agrario integral (...). Estamos empezando un año, necesitamos ritmo, caminar adelante, la urgencia solo tiene como propósito mantener el apoyo de la ciudadanía a este proceso".

De la Calle sostuvo que la gente quiere ver un proceso "eficaz, digno, rápido, serio, y en eso es en lo que estamos".

Las dos delegaciones, tras un receso navideño, retomaron en el Palacio de Convenciones de La Habana los debates sobre la política de desarrollo agrario integral, un asunto catalogado como prioridad por las partes al ser considerado una de las claves del largo conflicto que intentan solucionar.

Ese tema es el primero de la agenda pactada para las negociaciones que desde el 19 de noviembre de 2012 tiene como sede permanente la capital de Cuba.

Los demás puntos a debatir en un plazo que según el Gobierno colombiano no debe extenderse más de un año son la entrega de las armas por parte del grupo guerrillero, la entrada de los rebeldes desmovilizados en la vida política, el narcotráfico y la reparación a las víctimas del conflicto.

En esta nueva ronda de diálogo, las partes tienen ya sobre la mesa las 546 propuestas extraídas del foro agrario que tuvo lugar en Bogotá en diciembre pasado con la participación de la sociedad civil colombiana.

Estas sugerencias se suman a las más de 3.000 registradas por los ciudadanos en la página web habilitada por Gobierno y guerrilla para recoger opiniones y a las recibidas por las comisiones de paz del Congreso en nueve regiones de Colombia.

Como novedad, las FARC anunciaron hoy en un comunicado que tras estudiar esas iniciativas van a presentar paulatinamente en este nuevo ciclo de conversaciones "diez propuestas para una política de desarrollo rural y agrario integral con enfoque territorial".

En ese sentido, avanzaron que la primera de ellas será la necesidad de una reforma rural y agraria que define como "integral, socioambiental, democrática y participativa"y con "enfoque territorial".

Esa propuesta contiene 15 demandas, entre ellas la superación de las condiciones políticas, sociales y culturales que generan según la guerrilla la violencia "por parte del Estado y fuerzas paramilitares"en las zonas rurales y que originaron el alzamiento armado de las FARC.

Además, reclama la transformación de las relaciones rurales y la redistribución de la propiedad de la tierra mediante la erradicación del latifundio improductivo.

En declaraciones a periodistas, la guerrilla confirmó, por otra parte, que el cese de hostilidades unilateral que declaró el 20 de noviembre con motivo del diálogo con el Gobierno finalizará el 20 de enero, como estaba previsto.

Los delegados de las FARC insistieron recientemente en que el ese alto el fuego en Colombia debe ser bilateral para que se mantenga.

Según avanzó Humberto de la Calle, esta nueva ronda de diálogo se prolongará durante once días, con recesos de una jornada cada tres de trabajo.