La policía chavista revienta una manifestación de la oposición

La Policía lanzó hoy un bote de gases contra el dos veces candidato opositor a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles

La Policía lanzó hoy un bote de gases lacrimógenos contra el dos veces candidato opositor a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles, cuando intentaba proseguir la marcha hacía sede del Poder Electoral en el centro de Caracas.

La alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una nueva marcha para este sábado después de que la movilización de ayer para pedir celeridad al Poder Electoral para activar el revocatorio presidencial se viera obstaculizada por las Fuerzas de Seguridad. «Nosotros vamos a seguir usando el arma del hombre libre que es la organización y la movilización popular, por eso convocamos hoy al pueblo de Caracas para este sábado a las 10.00», dijo el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, a la prensa.

La MUD había convocado para ayer a una movilización en las 14 principales ciudades del país hasta las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) en cada una de esas zonas y sólo las marchas de Caracas, Barinas (oeste) Bolívar (sureste) y Aragua (centro) fueron obstaculizadas y reprimidas por la Policía.

Las manifestaciones de ayer y la convocada para el sábado son un exhorto para que el CNE pase a la segunda etapa en los requisitos para activar el revocatorio al mandato del presidente, Nicolás Maduro, después de que el 2 de mayo fueran consignadas 1.8 millones de firmas. «Todos a demostrar que vamos a defender nuestras firmas, a ejercer nuestro derecho al cambio, a defender la Constitución (...) a defender el derecho del pueblo venezolano a salir de esta situación por un camino pacífico, para decirle a Maduro y a sus secuaces que no van a poder imponer la agenda violenta», dijo Torrealba.

El portavoz de la MUD también aseguró que se avecinaba un «proceso de lucha violento, difícil», pero que, aún así, este año va a terminar con la realización de un revocatorio a Maduro y «con un nuevo Gobierno».

El dos veces candidato a la Presidencia y gobernador del céntrico Estado de Miranda, Henrique Capriles, acompañó esta rueda de prensa de la MUD y dijo sentirse ya recuperado de la agresión de la que fue víctima por parte de efectivos policiales que en la marcha descargaron sobre su rostro una lata de gas lacrimógeno.

La oposición espera que el revocatorio se pueda realizar antes de que finalice este año, pues si se hace en 2017 se vence el plazo constitucional para que pueda ser electo un nuevo Gobierno por lo que, si Maduro sea revocado, tomaría el poder el vicepresidente.

En respuesta, Maduro pidió ayer «confianza» en que su Gobierno e insistió en que cualquiera de los planes para revocar su mandato carecen de «viabilidad». «Debemos tener confianza en la fuerza del pueblo en la unión cívico-militar y seguir avanzando sobre los problemas creados o que surjan, solo en revolución es posible enfrentar los problemas de la patria», afirmó.

Efe