Juan Manuel Abal Medina: «Argentina afronta un crecimiento moderado, pero no habrá recortes»

Juan Manuel Abal Medina / Senador oficialista. Considera que el kirchnerismo no ha sabido explicar los logros tras doce años en el gobierno.

La Razón
La RazónLa Razón

Juan Manuel Abal Medina es un hombre cercano a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Este profesor y politólogo fue su jefe de Gabinete hasta 2013 y actualmente es senador bonaerense del Frente para la Victoria. En entrevista telefónica con LA RAZÓN, asegura que la presidenta se va del Gobierno con una popularidad más elevada de la región y niega que el candidato oficialista vaya a hacer un ajuste en la economía si gana las elecciones.

–¿Es Argentina más próspera tras doce años de kirchnerismo?

–Es ahora un país mucho más integrado en lo social. Se han reducido los índices de pobreza y de desigualdad. Y se ha ampliado la cobertura a niños y jubilados. En términos sociales, la herencia es claramente positiva y da la vuelta a lo que había ocurrido en 30 años de historia argentina.

–¿Sin el «boom» de las materias primas hubieran sido posibles estas políticas sociales?

–La mayoría de estas políticas comenzaron a implementarse cuando la economía mundial empezaba a sufrir los golpes de la crisis.

–El candidato kirchnerista, Daniel Scioli, dice que no va a haber ajustes si gana las elecciones. Todos los candidatos previos lo dijeron, pero al final sí que hicieron recortes...

–No creo que haya ajuste. A pesar de la situación complicada de la economía mundial hemos logrado mantener el rumbo de estas políticas sociales y el desempeño de la economía argentina, si bien este año habrá un crecimiento muy moderado. Lo que no vamos a seguir son los consejos de los economistas para que hagamos un gran ajuste, porque al final termina generando más problemas, tal y como vemos en países de la región. Tampoco habrá devaluación. En Brasil hicieron una devaluación muy fuerte y no por eso lograron mucha competitividad.

–¿Cuál es el mayor acierto de la presidenta Cristina Fernández?

–Recuperar la capacidad de la política para transformar la realidad, como hemos hecho con el aporte estatal para los jubilados o la recuperación de YPF, cosas que parecían imposibles, y que han servido para recuperar la confianza en lo público y en el Estado.

–¿Y el mayor fracaso?

–Errores relevantes no hemos cometido ninguno, y eso te lo demuestra que estamos terminando un tercer mandato con una tasa de aprobación de la presidenta muy alta, la más alta de América Latina. Y eso sólo es posible si uno hizo las cosas razonablemente bien. Hubo cosas que podíamos haber hecho mejor; quizá la impronta del peronismo nos hace dedicarnos mucho a transformar la realidad y a veces no lo explicamos lo suficiente.

–¿Está la sociedad más dividida políticamente y más crispada?

–No lo creo. Existe el enfrentamiento y mucha radicalización, pero en las élites políticas, en sectores pequeños de la sociedad. La inmensa mayoría de la gente no está polarizada, eso no es cierto. Se ve en la campaña, cuando el principal candidato opositor reivindica muchas de nuestras políticas.

–¿Cómo sería un Gobierno de Scioli?

–Va a ser un presidente del desarrollo. No será tanto de tomar medidas macro, sino más bien de microcirugía.

–¿Y con Mauricio Macri, líder de la oposición?

–Macri sería una novedad en la política argentina, porque sería la primera vez que un partido que representa a los sectores más de derechas ganara unas elecciones libres. Desde 1916, la derecha nunca ha tenido opción de armar una opción sólida de gobierno, lo cual ha perjudicado mucho el funcionamiento de la democracia.