Actualidad

Kenia alerta del peligro de un ataque de Al Qaeda en Heathrow

El Gobierno keniano ha pedido a sus ciudadanos que eviten los tránsitos a través del aeropuerto londinense de Heathrow por la "amenaza sustancial de un posible ataque"de Al Qaeda, informó hoy la prensa local.

Publicidad

El ministro keniano de Asuntos Exteriores, Karanja Kibicho, aseguró, a través de un comunicado difundido a última hora de ayer, que había recibido informaciones sobre un posible ataque terrorista contra el primer aeropuerto del Reino Unido.

Sin embargo, la alerta se lanzó el mismo día en que el Foreign Office británico recomendó a sus ciudadanos evitar la turística isla de Lamu, en la costa del norte de Kenia, tras los numerosos ataques registrados desde hace menos de un mes, y que han dejado casi un centenar de víctimas en esa zona.

"De acuerdo con las informaciones aportadas por agentes estadounidenses, operativos de Al Qaeda en Yemen y Siria están desarrollando sofisticadas bombas que podrían derribar un avión", dijo el ministro keniano.

Los datos, añadió Kibicho, apuntan a que el Reino Unido sería el país probablemente afectado.

Publicidad

"De acuerdo con estas informaciones, se recomienda a los kenianos que no viajen a través del aeropuerto de Heathrow", apostilló.

La alerta del Ministerio keniano, la primera que se lanza sobre el Reino Unido, insta a sus ciudadanos a buscar rutas alternativas a través de países europeos, árabes o Estados Unidos.

Publicidad

El mensaje se ha hecho público meses después de que el Reino Unido, Estados Unidos y otros países occidentales hayan advertido a sus ciudadanos de no viajar a ciertas partes del país africano, algo que Kenia ha criticado por considerarlo una alarma excesiva.

No obstante, un centenar de personas ha muerto solo en las últimas semanas en ataques en la costa keniana, principalmente en el área de Lamu, y decenas de kenianos lo hicieron en atentados en meses anteriores en Nairobi y la costera Mombasa.

La embajada estadounidense en Nairobi anunció el mes pasado que trasladaría fuera del país a parte de su personal por razones de seguridad, y semanas antes operadores turísticos británicos evacuaron a clientes de la costa keniana por la misma razón.

La milicia radical islámica somalí Al Shabab se ha atribuido la mayoría de los ataques perpetrados recientemente en suelo keniano, que justifica como una venganza por el asesinato de varios clérigos musulmanes en el país y por la presencia de tropas kenianas en la vecina Somalia.

Al Shabab, que en 2012 anunció su adhesión formal a Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur de Somalia, donde el frágil Gobierno somalí todavía no está en condiciones de imponer su autoridad.