La estrategia de Daesh para que las fuerzas internacionales de paz abandonen África

Dentro de la estrategia de intimidar a estas tropas, en el número 184 de su revista “Al Naba” muestra los carnets de soldados de la ONU supuestamente asesinados por los terroristas

Reproducción del número 184 de la revista "Al Naba"
Reproducción del número 184 de la revista "Al Naba"

Dentro de la estrategia de intimidar a estas tropas, en el número 184 de su revista “Al Naba” muestra los carnets de soldados de la ONU supuestamente asesinados por los terroristas.

Daesh continúa, como hizo hace unas semanas al difundir fotos de marines norteamericanos, y de un geólogo canadiense, con la publicación de documentaciones de militares en misiones de paz en África que ha asesinado en sus acciones criminales.

Dentro de la estrategia de intimidar a estas tropas, que combaten el terrorismo y protegen a las poblaciones indefensas, en el número 184 de su revista “Al Naba” muestra los carnets de soldados de la ONU supuestamente asesinados por los terroristas.

Califica a los muertos de “soldados de incredulidad bajo la bandera de Naciones Unidas y otros del ejército congoleño·. Asegura que se tratan de soldados de UNPROFOR y MONUC, que apoyan a dicho ejército con vehículos blindados y helicópteros.

La publicación coincide con una nota de la agencia Amaq, del Estado Islámico, en la que se vanagloria de que su nueva “Wilaya” (franquicia) del Congo acabó hace días con la vida de decenas de miembros del ejército congoleño y de las fuerzas de la ONU. Asimismo, se hace eco de que el presunto autor de la colocación de una bomba en la localidad francesa de Lyon ha manifestado su lealtad a la banda yihadista, tal y como se ha informado en esta web.

Amaq asegura que fueron atacadas tres bases militares, ubicadas en la carretera N-4, cerca de Beni, y que, dentro de la nueva estrategia de dar “golpes de mano” y huir antes de que lleguen refuerzos del enemigo, causaron decenas de muertos y heridos. “La causa del ataque fue movilizar al ejército congoleño y a los de las Naciones Unidas, ya que preparaban un ataque contra las posiciones de combatientes del Estado Islámico en el noreste del país”, agrega.