Política

La llamada de Trump a Erdogan que cambió el rumbo de la guerra siria

El presidente turco asegura que preparan operaciones conjuntas contra los yihadistas

El presidente de EEUU Donald Trump saluda al presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, en una imagen de archivo / Reuters
El presidente de EEUU Donald Trump saluda al presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, en una imagen de archivo / Reuters

El presidente turco asegura que preparan operaciones conjuntas contra los yihadistas.

Hace dos semanas el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le regaló, literalmente, a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, el control del norte de Siria. En una conversación telefónica, un tanto acalorada, Trump le dijo a Erdogan: «Está bien, es toda tuya (Siria). Ya terminamos». El presidente turco, que siempre se quejó a Trump por el despliegue de sus tropas, le había pedido al mandatario de Estados Unidos que debía replegarse ya, al considerar que el Estado Islámico (EI) estaba «casi derrotado».

Esas mismas palabras fueron las que alegó el inquilino de la Casa Blanca a la hora de anunciar el pasado 20 de diciembre su decisión de retirarse del norte de Siria. Trump dijo aquel día: «Hemos derrotado al EI en Siria, mi única razón para estar allí durante la presidencia Trump». Según Erdogan, ambos mandatarios acordaron que Ankara reemplazaría a EE UU en la lucha contra el grupo yihadista en Siria. «Durante una conversación que tuve con el señor Trump, él dijo: ''¿Puedes erradicar al Estado Islámico en esta área?''», evocó el mandatario turco. «Lo hicimos antes, y podemos hacerlo nuevamente siempre y cuando tengamos apoyo logístico de usted», arguyó Erdogan.

Ante la oferta de su homólogo turco, Trump le respondió: «Entonces, hacedlo». Durante la llamada del 14 de diciembre, el inquilino de la Casa Blanca ordenó a su consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, que iniciara los trabajos para el repliegue de unos 2.000 efectivos, desplegados en el norte de Siria. En el marco de la llamada telefónica que mantuvo Erdogan con Trump, el mandatario turco explicó que en esa conversación «comenzamos a preparar planes de operaciones para eliminar los elementos del Estados Islámico que aún se encuentran en Siria».

Y así es como comenzó la retirada de las tropas de EE UU en Siria, con una conversación entre los mandatarios turco y estadounidense. Una llamada que ha dado un giro radical a la guerra de Siria. Para Turquía, la decisión de Trump representa tanto una oportunidad como un riesgo. Por un lado, le da vía libre para combatir a las milicias kurdas, pero también deja sin vigilancia una zona más amplia de la que las fuerzas turcas esperaban cubrir.