La OTAN detecta maniobras militares aéreas «inusuales» de Rusia sobre Europa

Un F-16 de la OTAN en una base de Lituania, que interceptó una aeronave rusa IL-20 sobre el Mar Báltico

La OTAN alertó de que ha detectado maniobras aéreas «inusuales» y a «gran escala» de Rusia sobre el espacio aéreo de Europa en los últimos dos días.

La OTAN alertó de que ha detectado maniobras aéreas “inusuales” y a “gran escala” de Rusia sobre el espacio aéreo de Europa en los últimos dos días.

“La OTAN ha detectado y controlado cuatro grupos de aviones militares rusos realizando maniobras militares significativas en el espacio aéreo europeo”, señaló la organización en un comunicado.

La Alianza Atlántica precisó que la actividad de las fuerzas rusas se produjo este martes y hoy en el espacio aéreo sobre el mar Báltico, el mar del Norte, el océano Atlántico y el mar Negro.

Estos vuelos rusos “representan un nivel de actividad inusual sobre el espacio aéreo europeo”, aseguró el cuartel general militar aliado de la OTAN (SHAPE), a las afueras de Mons (sur de Bélgica).

La Alianza explicó que sus radares detectaron hacia las tres de la mañana local de hoy ocho aviones militares rusos que sobrevolaban en formación en el mar del Norte.

Un F-16 de las fuerzas aéreas de Noruega despegó inmediatamente, interceptó e identificó a los aparatos militares rusos, que incluían cuatro bombarderos Tu-95 y cuatro aviones tanque Il-78, que volaban en formación desde Rusia sobre aguas noruegas en espacio aéreo internacional.

Seis de los aviones rusos realizaron entonces un giro rumbo noreste hacia Rusia, mientras que dos Tu-95 continuaron dirección suroeste en paralelo a la costa noruega, lo que provocó en respuesta el despegue de dos cazas Typhoon del Reino Unido.

Al llegar al océano Atlántico al oeste de Portugal, los dos aviones rusos fueron interceptados e identificados por varios F-16 de las fuerzas aéreas portuguesas.

Después de varias maniobras, los aviones pusieron rumbo de nuevo a Rusia, donde parecen encontrarse en estos momentos, pero se mantuvieron en la zona hasta las cuatro de la tarde local.

La OTAN destacó que los aviones rusos no habían registrado sus planes de vuelo ni habían mantenido contacto por radio con las autoridades civiles de control aéreo, lo que supone un “riesgo potencial” para la aviación civil y el tráfico aéreo.

En cuanto a los movimientos sobre el mar Negro, la OTAN afirmó que se detectaron cuatro aviones rusos, dos Tu-95 y dos jets Su-27, que sobrevolaban el espacio aéreo internacional y que fueron interceptados por las fuerzas aéreas turcas.

La Alianza aseguró que estos aviones a las cuatro de la tarde local seguían en el espacio aéreo.

Los radares aliados encontraron, por otro lado, una serie de aviones rusos que sobrevolaban el mar Báltico, en concreto, dos cazas MiG-31, dos Su-34, un Su-27 y dos Su-24, que activaron la presencia de varios F-16 portugueses asignados a las fuerzas aéreas del Báltico, tras lo que regresaron al espacio aéreo ruso.

El martes, la OTAN detectó también sobre el Báltico siete aviones rusos -dos MiG-31, dos Su-34, un Su-27 y dos Su-24- que sobrevolaban el espacio aéreo internacional sobre el golfo de Finlandia hacia las 13.30 GMT.

En este caso fueron cazas Typhoon alemanes los primeros que interceptaron los movimientos de las fuerzas rusas, a los que siguieron fuerzas aliadas de Dinamarca, así como no aliadas de Finlandia y Suecia.

Los aviones rusos sí habían registrado planes de vuelo para avisar a las torres de control civiles, pero no mantuvieron contacto por radio.

La OTAN ha interceptado 100 aviones militares de Rusia en lo que va de año, alrededor de tres veces más que en 2013.