La pena de muerte a islamistas egipcios viola las normas internacionales

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, condenó hoy la decisión de la Justicia egipcia de imponer la pena de muerte a 683 islamistas en un proceso masivo "que claramente violó las normas internacionales de derechos humanos".

"Es escandaloso que por segunda vez en dos meses, la Sexta Cámara de la Corte Penal de la ciudad meridional de Minia haya impuesto la pena de muerte a un enorme número de acusados después de un juicio somero", indicó la máxima responsable de derechos humanos de Naciones Unidas.

En un juicio celebrado en marzo, ese tribunal condenó a la misma pena a 529 personas.