Política

La protesta de los «chalecos amarillos» llega a Bruselas

Una manifestación de unos trescientos «chalecos amarillos», la primera de este tipo organizada en la capital belga, provocó ayer importantes incidentes

Varios personas durante la protesta en Bruselas contra la pérdida del poder adquisitivo
Varios personas durante la protesta en Bruselas contra la pérdida del poder adquisitivo

Una manifestación de unos trescientos «chalecos amarillos», la primera de este tipo organizada en la capital belga, provocó ayer importantes incidentes.

Una manifestación de unos trescientos «chalecos amarillos» belgas en Bruselas, la primera de este tipo organizada en la capital belga, provocó ayer importantes incidentes, siguiendo el ejemplo de las acciones que se han llevado a cabo en Francia durante las últimas semanas.

La concentración se convocó a través de las redes sociales, y no tiene una reivindicación concreta. Los primeros problemas ocurrieron en torno a las 10.30 hora local cuando pequeños grupos de «chalecos amarillos» comenzaron a concentrarse en una calle próxima a las instituciones federales belgas y acabaron con cerca de sesenta personas detenidas, según los medios belgas. La Policía ordenó el cierre de las estaciones de metro próximas al lugar de la manifestación.

El alcalde de Bruselas, Philippe Close, advirtió el viernes por la tarde de que toda persona que siguiera manifestándose sería detenida. Las protestas han llegado en los últimos días a la región belga de Valonia. Y eso supone un signo de la extensión de las protestas de los «chalecos amarillos», los cuales se van a manifestar hoy por tercer sábado consecutivo en distintos puntos del país. Y, a pesar de los disturbios del pasado sábado en los Campos Elíseos, este movimiento sin líder tiene aún un notable apoyo ciudadano en Francia, en torno al 75 % según las encuestas.

En Francia, este grupo empezó a movilizarse contra la subida de los impuestos al carburante, que el Gobierno aplica para financiar la transición energética, pero las demandas se han ampliado a la disminución del poder adquisitivo de las clases medias. rurales.