Los kurdos recuperan el control de 14 pueblos en Siria tras choques con el EI

Combatientes kurdos sirios han recuperado el control de catorce pueblos de la provincia septentrional de Al Hasaka en Siria tras choques con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), informó hoy la milicia Unidades de Protección del Pueblo Kurdo. En un comunicado, publicado en su página web, esta fuerza kurdo-siria explicó que sus milicianos iniciaron el día 13 una operación contra "los terroristas", en referencia al EI, que amenazaban con tomar la ciudad de Qameshli, y desde entonces han retomado el dominio de catorce localidades.

Actualmente, los choques entre ambos bandos prosiguen en las inmediaciones de las poblaciones de Um al Kasaib y Sharumuj.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó estas informaciones.

Durante la jornada de ayer, al menos 22 personas perecieron, entre ellas ocho menores, en un ataque contra los pueblos de Tal Jalil y Hayía, en Al Hasaka.

La autoría del ataque es todavía confusa, ya que mientras que la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, acusa a las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo, esta milicia lo rechaza categóricamente y culpa a los yihadistas.

Los kurdos de Siria se concentran, sobre todo, en la provincia de Al Hasaka (noreste) y en las regiones de Afrin y de Ain al Arab, también denominada Kobani, en Alepo (norte), y suponen el 9 por ciento de la población del país.

Las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo son una de las milicias que está presentando la oposición más dura en el territorio sirio a los avances del EI, que proclamó un califato en junio en Irak y Siria.

Precisamente hoy, una treintena de Estados se han comprometido en París a apoyar a Irak en la lucha contra el EI con todos los medios posibles, incluidos los militares, pero no han mencionado el caso sirio.