Política

Los presidentes iberoamericanos en defensa de la educación y la cohesión social

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

PORTUGAL

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, defendió hoy la consolidación del espacio iberoamericano en los ámbitos de la cohesión social, el conocimiento y la cultura.

Cavaco Silva intervino hoy en la sesión sobre “Educación y Cultura”, en el marco de la primera jornada de la XXIV Cumbre Iberoamericana, que se celebra en la costera ciudad mexicana de Veracruz.

Jefe de Estado portugués desde 2006, Cavaco es un veterano de estas cumbres, con la particularidad de que es el único, entre los presentes en Veracruz, que asistió a la primera edición, la que tuvo lugar en 1991 en Guadalajara, también en México.

Con ese bagaje, reivindicó el “espíritu de Guadalajara”, que identificó con una comunidad de valores de desarrollo económico y social.

Instó a que los iberoamericanos accedan a las competencias adecuadas que permitan reafirmarse en un contexto “altamente competitivo” y para ello subrayó que una herramienta útil es la innovación, uno de los ejes de esta cumbre.

Para fomentarla, Cavaco Silva abogó por la implicación de los centros educativos, las empresas y los poderes públicos, de manera que su labor conjunta permita avanzar en esa línea.

El presidente portugués reclamó ambición y planteó la conveniencia de favorecer a los emprendedores y a quienes asumen riesgos en beneficio de la creación de empleo, que ha de ser uno de los objetivos de las sociedades iberoamericanas, junto al combate contra la pobreza.

Para llegar a esas metas son necesarias acciones como las políticas activas contra el fracaso escolar, que haya reconocimientos recíprocos de estudios y el incremento de licenciados universitarios.

Cavaco Silva destacó la importancia de la colaboración en todos esos ámbitos y puso como ejemplo que con España existen proyectos conjuntos de investigación.

Para el mandatario portugués es fundamental que los iberoamericanos se comprometan a actuar contra las asimetrías sociales y a promover la inclusión social y la sensibilidad ambiental.

“Confío firmemente en el éxito de esta cumbre”, declaró Cavaco, para quien este foro es “un lugar de participación”

CHILE

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha instado hoy a los dirigentes iberoamericanos a responder “de forma cada vez más inteligente y comprensiva” a las exigencias crecientes de los ciudadanos de esta comunidad.

Bachelet ha hecho esta petición en su intervención en la primera sesión de la Cumbre Iberoamericana de Veracruz, centrada en la educación.

La jefa de Estado chilena ha destacado el aumento de las clases medias en la región y ha explicado que ello conlleva una demanda cada vez mayor de servicios públicos de calidad.

“Cada vez hay más ciudadanos demandantes de derechos, cada vez más exigentes, y las respuestas deben ser mucho más inteligentes y comprensivas”, ha insistido la presidenta chilena.

Tras advertir de que el avance de los países se va midiendo más que por las riquezas que posee por las capacidades y habilidades de sus ciudadanos, ha lamentado la falta de capacidad del capital humano en Iberoamérica.

De ahí que haya considerado de gran relevancia aumentar la apuesta por la educación para que se puedan adquirir capacidades para producir y para responder a los desafíos de las nuevas tecnologías.

Bachelet ha recordado algunos datos relativos al nivel educativo de los jóvenes iberoamericanos y ha expuesto la reforma de la educación que está llevando a cabo su Gobierno.

“Nuestro problema es de calidad. Esa es la nueva tarea”, ha señalado la presidenta chilena, quien ha instado a entender la educación como un derecho social y ha considerado que “el vínculo entre inclusión, educación y democracia es más relevante que nunca”.

Además, ha establecido un nexo entre una mayor educación y una mayor salud y ha pedido al resto de líderes iberoamericanos que presten especial atención a la discriminación educativa que sufren las niñas en muchos países

ECUADOR

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se ha mostrado este lunes en contra de lo que ha denominado “la privatización del conocimiento”

a través de patentes o derechos de autor que se producen, por regla general, en los países ricos quienes no pagan, en cambio, por beneficiarse de bienes ambientales como el pulmón que representa la Amazonía.

En la primera sesión plenaria de la XXIV Cumbre Iberoamericana, centrada en ‘Educación, Cultura e Innovación’, Correa ha subrayado que el desarrollo “es básicamente un problema político, no técnico”. Lo demuestra, ha dicho, el hecho de que América del Sur, que contaba con sociedades consolidadas como los incas o los aztecas, no se desarrollara como América del Norte. Y uno de los motivos de ello, ha dicho, está en el “tipo de élite que dominaba y domina América Latina”.

El presidente de Ecuador ha defendido que sean los seres humanos, la sociedad quien mande frente “al capital” y “el mercado” y ha reivindicado la apuesta que su Gobierno está haciendo por la educación, porque cree en la “capacidad transformadora de la ciencia

y la tecnología”.

En este sentido, ha dado la voz de alarma por el hecho de que no haya ninguna universidad latinoamericana entre las 100 mejores del mundo. Y también ha alertado de que América Latina solo invierte el 0,78 por ciento de su Producto Interior Bruto a investigación y desarrollo.

En su opinión, es necesario cambiar las relaciones de poder a nivel internacional con unos “países desarrollados que generan conocimiento que privatizan” y otros en desarrollo como Ecuador, que ofrecen “bienes ambientales de libre acceso”.

En este primer debate de la Cumbre Iberoamericana, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha hecho hincapié en la necesidad de mejorar la “calidad” de la educación en la región. Y ha puesto como ejemplo la situación de la educación en su país, donde quien tiene dinero accede a una educación de calidad, mientras que los que tienen menos recursos tienen que conformarse con la educación pública, “que se ha ido deteriorando”

PERÚ

El presidente de Perú, Ollanta Humala, sostuvo hoy que la mejor herramienta de transformación de los pueblos iberoamericanos es la educación “equitativa y de calidad”, sin la cual el progreso es inconcebible.

“Es fundamental comprender que en América Latina hemos apostado a la explotación de recursos naturales y no hemos logrado los objetivos de nuestros padres fundadores de la independencia”, dijo Humala ante el plenario de la XXIV Cumbre Iberoamericana que comenzó este lunes en la ciudad mexicana de Veracruz.

Frente a esa apuesta errónea durante décadas, Humala sostuvo que en la actualidad “hay un consenso de que el mejor instrumento de transformación de nuestros pueblos es la educación”, que es, junto a la cultura y la innovación, uno de los tres ejes del foro iberoamericano que comenzó hoy.

“Nuestros mejores esfuerzos para crear las condiciones sociales y económicas para el progreso de nuestros pueblos no alcanzarán resultados sostenibles mientras no abordemos (...) una educación equitativa y de calidad”, argumentó.

El presidente peruano opinó que la educación debe ser parte destacada de la agenda social internacional y recordó su estrecha vinculación a otros temas prioritarios de esa agenda como la reducción de la pobreza, la salud o las diferencias de género.

Así, indicó que si todos los jóvenes tuvieran acceso a desarrollar capacidad de comprensión lectora, la pobreza en el mundo disminuiría un 21 %.

El gobernante peruano destacó los “sustanciales” avances económicos, sociales y educativos logrados en la región en los últimos años, como una reducción del analfabetismo del 9 % al 6 % entre los años 2009 y 2013, y pidió ahondar en ese camino.

Para ello, llamó a los países iberoamericanos a “cooperar conjuntamente para seguir avanzando” y cuestionó cómo se puede asegurar el bienestar de los pueblos “si no les damos las herramientas para desenvolverse en un mundo cada vez más competitivo”.

Humala recalcó la importancia de alcanzar un compromiso de apoyo mutuo “con iniciativas completas que refuercen nuestras estrategias” en materia educativa.

Recordó que en los países desarrollados las tres cuartas partes de la población tiene estudios de bachillerato o educación superior, un porcentaje que en América Latina se reduce hasta un tercio, y que uno de cada cuatro niños de la región “no tiene posibilidad de acceso a educación escolar”.

Además, repasó las políticas educativas desarrolladas en Perú en los últimos años y dijo que en su país uno de los principales problemas son los derivados de la pobreza y las profundas desigualdades entre la población rural y urbana

COSTA RICA

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, abogó hoy por una “nueva educación” que se caracterice por la inclusión y la equidad, que reconozca el papel de las nuevas tecnologías y contribuya a “una cultura de paz y sana convivencia”.

Solís, “hijo de maestra, padre de maestro” y profesor en activo hasta que fue elegido presidente de Costa Rica - según recordó -, calificó de “acierto” que la XXIV Cumbre Iberoamericana de Veracruz haya puesto el énfasis en la educación, para que se convierta en “algo más que la instrucción de estudiantes”.

El gobernante costarricense defendió la necesidad de un modelo educativo que dé cobertura a la primera infancia, que ofrezca una enseñanza secundaria “permanente y de calidad” y que incluya a sectores sistemáticamente excluidos como indígenas, mujeres, inmigrantes, jóvenes víctimas de la pobreza y discapacitados.

“La educación para la convivencia es una de las grandes aspiraciones de nuestro siglo” y debe además reconocer el papel de las tecnologías de la comunicación y promover el desarrollo de una cultura científica “robusta y responsable”, dijo Solís.

Respecto al sector docente es necesario también un replanteamiento, ya que hace falta “no solo maestros que enseñen sino pedagogos que inspiren”.

La vigésimo cuarta Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno empezó hoy en la ciudad mexicana de Veracruz con el objetivo de culminar la transformación de este foro, que a partir de ahora será bienal y tendrá objetivos más concretos.

La cita se celebra bajo el lema “Educación, Cultura e Innovación”.

GUATEMALA

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, reconoció hoy durante la XXIV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que la educación y la desigualdad son los principales retos que afronta su país para aprovechar a largo plazo su crecimiento económico actual.

En la sesión sobre “Educación y Cultura” de la primera jornada de la Cumbre de Veracruz, Pérez Molina lamentó que a pesar de que su pueblo ha recibido la “herencia de una cultura milenaria” - en alusión a los mayas - tiene “mucho que recorrer” en materia de educación.

“Nos sentimos muy orgullosos de nuestra cultura milenaria y muy poco orgullosos de nuestro sistema educativo”, sentenció.

El mandatario recordó que, según los pronósticos del banco central guatemalteco, la economía de su país va a crecer al 4 por ciento, “lo cual está por encima del promedio de Latinoamérica”.

En cambio, “la inversión en educación está por debajo del promedio de Latinoamérica en relación con el PIB”, apuntó Pérez Molina, consciente de que su país debe “hacer un esfuerzo” en ese campo.

Además, subrayó que Guatemala “es uno de los países con mayor desigualdad dentro de Latinoamérica” en una región donde ese fenómeno es generalizado.

“Si vemos que Latinoamérica es uno de los continentes más desiguales tenemos mucho trabajo que hacer”, lamentó.

Un reto complementario para Guatemala es invertir también para que sus niños “estén preparados desde la edad temprana para poder recibir la educación”.

Por ello prometió luchar “para bajar los niveles de desnutrición crónica” de los menores.

“Estamos en este esfuerzo y en esa lucha para poder salir adelante”, pero “no es fácil”, apuntó Pérez Molina, al recordar las manifestaciones sociales en su contra cuando decidió en los últimos años hacer cambios para incrementar el nivel de los maestros guatemaltecos.