Los soldados de la ONU explotaron sexualmente a las mujeres en Haití y Liberia

Las mujeres lo hacían para salir de la pobreza y mejorar su estilo de vida ya que les pagaban con dinero, medicinas, perfume o ropa

Lo hacían con frecuencia. Les pagaban por sexo. A veces con dinero, otras con medicinas, ropa, joyas, perfume, ordenadores portátiles o teléfonos móviles. Cualquier cosa servía. Según un informe de la Oficina Interna de Servicios de Supervisión de Naciones Unidas, los soldados de las tropas de misión de paz de la ONU, conocidos como “cascos azules”, en Haití y Liberia tenían relaciones sexuales de forma rutinaria con las mujeres locales. Según los estudios, basados en entrevistas a cientos de personas en ambos países, lo hacían para paliar el hambre, salir de la pobreza o mejorar un poco su estilo de vida. En el informe, se redacta que “la evidencia demuestra que la práctica del sexo por parte de los soldados de estas dos misiones de paz con los locales era bastante común. Pero, no se denunciaba”, se concluye en el texto a pesar de que en 2003 se prohibieron las relaciones sexuales entre efectivos de la ONU y locales para no minar la credibilidad de la organización internacional.

En el caso concreto se Haití, los “cascos azules” explotaron sexualmente a más de 225 mujeres. La primera misión de paz se envió en 2004, la cual aumentó tras el terremoto que asoló el país del Caribe en enero de 2009. En la actualidad, se encuentran desplegados más de 7.000 soldados.

En el documento, se detalla que se han producido 480 denuncias de explotación sexual entre 2008 y 2013. En las mismas, un tercio de las supuestas víctimas serían niños. En la actualidad, hay más de 150.000 soldados, policías y civiles desplegados en 16 operaciones de misión de paz en todo el mundo bajo el mandato de Naciones Unidas. El pasado año se presentaron 51 denuncias de explotación sexual y abuso contra “cascos azules”. El año anterior se registraron 66. En cambio, el descenso se explica debido a la burocracia de la ONU y otro tipo de

retrasos en la compleja y grande institución. Haití junto con Congo, Liberia y Sudán del Sur son los países más afectados, según el documento de Naciones Unidas, por este tipo de explotación por parte de los soldados de la ONU..