Masacre de civiles en venganza contra Asad

El régimen sirio pierde la última localidad de la estratégica provincia de Idlib

Rebeldes islamistas llegan a la ciudad de Yisr al Shugur, ayer
Rebeldes islamistas llegan a la ciudad de Yisr al Shugur, ayer

Tras apoderarse del último bastión del régimen sirio de Yisr al Shugur, en la provincia de Idlib, los yihadistas del Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, y otros grupos rebeldes islamistas asesinaron al menos a una treintena de civiles en esta localidad, según la agencia oficial siria, Sana. Una fuente militar señaló que la mayoría de las víctimas son «mujeres y niños», y calificó lo ocurrido de «horrible masacre». La toma de Yisr al Shugur por los yihadistas representa una derrota importante para las tropas de Damasco, que han perdido el control total de esta provincia en el noroeste de Siria fronteriza con Turquía. Se trata de la primera vez que una coalición de facciones islamistas coordina un ataque de esta envergadura. Esta coalición islamista conocida como Ejército de la Conquista recibe el apoyo de Qatar, Turquía y Arabia Saudí.

Con la toma de esta estratégica localidad, los combatientes del Frente al Nusra tienen el control de la costa oeste de Siria. La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal grupo opositor, calificó ayer la captura de Yisr al Shugur como «un paso importante en la senda de la liberación total de Siria» e impone «una nueva realidad política». Los enfrentamientos entre las tropas del régimen de Bachar al Asad y los yihadistas se saldaron con cerca de cien muertos. Desde el sábado, unidades del Ejército sirio efectúan operaciones en la zona contra las posiciones de los insurgentes y sus vías de abastecimiento. Según Sana, las fuerzas armadas causaron numerosas bajas en las filas rebeldes y extremistas y daños materiales en sus equipamientos militares. Los soldados leales al sátrapa sirio también destruyeron un convoy de supuestos yihadistas en Idlib, que cruzaba la frontera con Turquía.

Por otro lado, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) informó de que se habían hallado los cuerpos de 60 soldados y milicianos en Yisr al Shugur, que habrían muerto durante los combates.

Los yihadistas del Frente al Nusra y sus aliados tomaron el 28 de marzo la ciudad de Idlib, la segunda capital provincial que no está controlada por las fuerzas de Asad, tras Raqa, ocupada por el grupo radical Estado Islámico (EI). Facciones como el Movimiento Islámico de los Libres de Sham y el grupo Yund al Haq (Soldados del Derecho) apoyaron a la rama siria de Al Qaeda a hacerse con el control de Idleb, después de haber expulsado en noviembre al Ejército Libre Sirio (ELS).