Merkel a los británicos: «No os hagáis ilusiones»

Duras palabras de la canciller, que marca la línea a seguir por los 27 en la cumbre de mañana.

La canciller alemana, Angela Merkel, hace sobre el "brexit"el Parlamento en Berlín
La canciller alemana, Angela Merkel, hace sobre el "brexit"el Parlamento en Berlín

Duras palabras de la canciller, que marca la línea a seguir por los 27 en la cumbre de mañana.

Ya es un tópico que Angela Merkel, días antes del arranque de una cumbre europea, comparezca ante el Bundestag para definir la voz con la que irá Berlín a la cita. Lo que es más inusual, o incluso extraordinario, es que la canciller, que ya ha dejado patente en repetidas ocasiones su impresionante capacidad para el sosiego, se muestre totalmente firme y decidida. Ayer sucedió, y lo hizo dejando de lado su mesura para advertir a los británicos de que no se hagan «ilusiones» con el Brexit y sobre todo para dejar claro, por si quedaba en Europa algún atisbo de duda, que sólo ella será quien tome la batuta.

Los 27 se reunirán mañana en Bruselas para determinar las futuras líneas de negociación del Brexit, pero Merkel ya dijo ayer que antes de discutir con Londres sobre cómo serán las futuras relaciones entre la Unión Europea y Reino Unido se deberán aclarar «de forma satisfactoria» los términos de su salida del bloque comunitario, incluidas sus «obligaciones financieras». Es decir, primero las condiciones del divorcio y tras ello, su futura relación con la UE. «Este orden es irreversible», apuntó la canciller, ya que de ser de otra forma «sería malgastar el tiempo». Asimismo, Merkel cercenó todas las esperanzas de que Londres siguiese teniendo un trato preferencial una vez abandone el bloque. «Un tercer país no puede gozar de los mismos derechos que un estado miembro», destacó. Una actitud que por su dureza sorprendió a muchos de los diputados ahí presentes y que para la Prensa alemana significa al mismo tiempo un aviso para la oleada euroescéptica que recorre el continente y que se alza a pocos días de que Francia decida en una segunda vuelta su futuro y por tanto, los designios de toda Europa.

La canciller se mostró convencida de que los estados miembros de la UE mantendrán una postura conjunta. El objetivo común, agregó, es lograr «el mejor resultado para Europa y sus ciudadanos» y mañana los 27 deben dar una nueva «fuerte señal de unidad» y marcarán la hoja de ruta. Además, garantizó que trabajará para evitar que la salida de Reino Unido perjudique a los sectores exportadores y subrayó la importancia de mantener la cooperación en áreas vitales como la seguridad, la defensa y la lucha contra el terrorismo. Los socios comunitarios, afirmó, son conscientes de la compleja tarea que tienen por delante, pero se han preparado bien para las negociaciones y están decididos a defender los valores europeos ante los retos que afrontarán.