Política

Obama espera que la propuesta egipcia logre el alto el fuego entre Israel y Hamás

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebró hoy el llamamiento de Egipto al cese de las hostilidades entre Israel y el movimiento palestino Hamás, que espera que ayude a restablecer la calma en la región. "Una mayor escalada no beneficia a nadie, y menos que a nadie a israelíes y palestinos. Haremos todo lo posible para facilitar el regreso al cese el fuego del 2012", afirmó Obama.

"Estamos esperanzados en que Egipto haya hecho una propuesta para lograr ese objetivo", añadió el presidente en un discurso durante una cena en la Casa Blanca de "iftar", la tradicional comida con la que los musulmanes rompen al atardecer el ayuno diario del Ramadán.

El inquilino de la Casa Blanca describió como "descorazonadoras"las imágenes que llegan de Gaza e Israel.

"A la gente aquí en Estados Unidos le preocupa mucho lo que está sucediendo allí", indicó el presidente, quien reconoció que existen puntos de vista muy distintos sobre el conflicto entre los estadounidenses.

"Damos la bienvenida a ese debate. Nos hace más fuertes", subrayó.

Insistió en que el objetivo de EE.UU. "ha sido y sigue siendo la paz y la seguridad para israelíes y palestinos".

Precisó, con todo, que EE.UU. ha sido "muy claro en señalar que Israel tiene el derecho a defenderse"contra lo que Obama describió como "ataques inexcusables de Hamás".

Al mismo tiempo indicó que "la muerte y heridas de civiles palestinos es una tragedia". De ahí, dijo, que EE.UU. "haya hecho hincapié en la necesidad de proteger a los civiles, independientemente de quién sean o dónde vivan".

Las palabras de Obama llegan después de que Egipto presentase hoy una iniciativa para dar una salida al conflicto entre Israel y el movimiento palestino Hamás, que estipula el cese de las hostilidades por parte de ambos bandos a partir de mañana y reuniones en El Cairo en los próximos días.

El plan llama a todas las partes a "un alto el fuego inmediato", de cualquier operación aérea, terrestre y marítima.

El cese de las hostilidades debería entrar en vigor mañana a las 06.00 GMT, según la iniciativa elaborada a raíz de los contactos mediadores de Egipto con responsables israelíes y de las distintas facciones palestinas.

En línea con lo señalado por Obama, el Departamento de Estado celebró en un comunicado la iniciativa egipcia y dijo confiar en que conduzca "cuanto antes"al restablecimiento de la paz".

"El secretario (de Estado de EE.UU., John) Kerry ha estado muy involucrado en las conversaciones entre el primer ministro (Benjamín) Netanyahu, funcionarios egipcios y el presidente (de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud) Abbas", destacó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki en un comunicado.

Añadió que EE.UU. "sigue comprometido a continuar trabajando con ellos y los socios regionales para encontrar una solución a esta peligrosa y volátil situación".

Kerry tiene previsto viajar hoy a El Cairo para abordar con las autoridades egipcias la propuesta de alto el fuego.

La cena de esta noche en la Casa Blanca contó con numerosos representantes de países con mayoría musulmana.

Entre los asistentes estuvieron diplomáticos de Baréin, Yemen, Argelia, Marruecos, Jordania, Líbano, Túnez e Indonesia. En la lista de invitados figuraba también Maen Rashid Areikat, jefe de la delegación de la Autoridad Nacional Palestina en EEUU.

El Comité contra la Discriminación de Árabes-Estadounidenses hizo un llamamiento a boicotear todas las cenas de iftar auspiciadas por el Gobierno de EEUU, por considerar que Washington ha respaldado a Israel durante el actual conflicto.

La organización denunció también el supuesto espionaje a musulmanes por parte del Gobierno.

Según documentos revelados recientemente, al menos cinco líderes musulmanes estadounidenses fueron espiados por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) durante años, entre ellos abogados, académicos y activistas.