Paralización y caos

La economía se ralentizará en las zonas rurales, donde el 30% de la población no dispone de tarjetas

–¿Considera que la medida de los «100 bolívares» del régimen chavista es de utilidad para mejorar la economía?

–No, es una medida populista auspiciada por sus asesores cubanos y el español Alfredo Serrano, que aconsejan a Maduro, pero no es más que un paño caliente. Querían bajar el peso del dólar para disminuir la presión de los precios pero les ha salido rana. Ahora buscarán otro paño caliente para solucionarlo. Lo que tendrían que hacer, por ejemplo, es ser más transparentes con el sistema cambiario del país.

–La excusa del chavismo era luchar contra las mafias y el contrabando en la frontera colombiana...

–Detrás de esta medida hay cosas que desconocemos e intereses personales. Desde el Gobierno dicen que es para luchar contra las mafias y el mercado negro, donde se opera con billetes de 100 bolívares, pero cuando aparezca el nuevo billete de 500, lo utilizarán de igual modo. Así que no habrá cambiado nada. En relación con Colombia, el tema del efectivo no es para especular contra el bolívar sino para adquirir bienes en Venezuela que son mucho más baratos.

–¿A quiénes afecta más esta medida?

–Sobre todo a los que viven en zonas rurales sin accesos a tecnologías bancarias. El billete de 100 bolívares supone el 48% de la cantidad de billetes del mercado, pero a nivel de masa monetario es mucho más. Existe un 30% de población que no utiliza otros métodos de pago que no sean el efectivo y los comercios pequeños no suelen tener puntos de venta electrónicos. Esto afecta sobre todo a servicios de bajo coste que están paralizados ahora mismo en el país.

*Presidente del comité directivo de la Asociación Civil Súmate de Caracas