Perseguir a los terroristas, único objetivo

-¿Cuál ha sido la reacción del Ejército israelí tras el asesinato de los tres jóvenes israelíes?

-En primer lugar, hacer todo lo que está dentro de nuestras posibilidades para encontrar a los terroristas, llevarlos ante la Justicia y ponerlos entre rejas. Los principales sospechosos son Marwan Kawasme y Amer Abu Aisha.

-¿Qué tipo de objetivos ha bombardeado el Ejército del Aire en Gaza? ¿Continúan lanzándose cohetes desde la Franja hacia Israel?

-Desde el día en que fueron secuestrados los tres adolescentes, se han lanzado más de 100 cohetes desde Gaza hacia las comunidades del sur de Israel. Una situación insoportable para la población civil israelí. Por ejemplo, a las 18:00 fue interceptado un cohete en Ashkelon, una ciudad de 120.000 habitantes muy cercana a la Franja, donde la población sólo tiene 15 segundos para entrar al refugio. Es decir, 120.000 personas tienen que entrar al refugio, eso es el objetivo del terror, arruinar la vida con un precio relativamente bajo para ellos. Nosotros, durante la noche de anteayer llegamos a 34 objetivos terroristas en la Franja de Gaza. Los objetivos son principalmente cuatro: 1) Depósitos de cohetes. 2) Lanzaderas de cohetes. 3) Campos de entrenamiento. 4) Terroristas que lanzaron los cohetes o que estuvieron involucrados en el lanzamiento. Por ejemplo, a las 6 fueron lanzados 4 cohetes, uno de ellos por encima de Ashkelon que fue interceptado por la "cúpula de hierro", y a las 6:45 nosotros alcanzamos la posición de la lanzadera de los cohetes.

Hay que tener en cuenta que la principal diferencia es que lanzan desde su población civil a una población civil israelí. A veces lanzan desde una escuela, de una casa... Usan a sus civiles como escudos humanos y a los nuestros como carne de cañón. Por eso nos centramos en los objetivos terroristas y hay un trabajo enorme a nivel operacional para evitar el daño a civiles palestinos no involucrados en la Franja de Gaza. Nuestro objetivo es maximizar el daño a objetivos terroristas y minimizarlo a los civiles.

-Este aumento de la tensión y choques en algunos puntos de la región, ¿cómo se está viviendo? Me imagino que se está llamando a la calma y a que la población no se tome la justicia por su mano...

-La sociedad israelí lo ha pasado tan mal estos 19 días como lo pasó la española con el secuestro y muerte de Miguel Ángel Blanco en 1997. Ahora, obviamente como estado democrático, único y moderno de Oriente Medio, este es un estado donde son los políticos los que deciden y el resto los que actuamos. El monopolio del uso de la fuerza lo tienen las Fuerzas de Seguridad. Y de ninguna manera vamos a permitir que alguien tome una venganza por mano propia.y si llega a suceder, lo vamos a condenar.