Política

Sudán del Sur negociará con los rebeldes «inmediatamente y sin condiciones»

El Gobierno de Sudán del Sur acepta negociar con los rebeldes "de forma inmediata y sin condiciones"para poner fin al conflicto que vive el país desde el 15 de diciembre, dijo hoy el ministro de Exteriores sursudanés, Barnaba Marial Benjamin.

Los mediadores africanos serán quienes fijen la fecha y el lugar de las negociaciones, aunque el ministro apuntó que "probablemente el encuentro se produzca la próxima semana".

Por otro lado, Marial Benjamin aseguró que las autoridades controlan todos los yacimientos e instalaciones petroleras de Sudán del Sur e insistió en que están en perfecto estado, a pesar de los choques de los últimos días en torno a algunos campos petrolíferos.

No obstante, reconoció que las fuerzas rebeldes han tomado Bentiu, la capital de Unidad, limítrofe con Sudán y donde se encuentran los principales yacimientos petroleros de Sudán del Sur.

Estas palabras contradicen las declaraciones del embajador de Sudán del Sur en Jartum, Mayan Dot, quien reconoció hoy que los rebeldes han tomado el control del estado de Jonglei y de Unidad, tras librar intensos combates contra las fuerzas gubernamentales.

Desde la intentona golpista del domingo pasado, Sudán del Sur es escenario de combates y de una escalada de la violencia étnica que ha causado centenares de muertos.

Para tratar de evitar que esta crisis derive en una guerra civil, varios países africanos -Etiopía, Kenia, Uganda, Sudán, Somalia y Yibuti- están mediando y Estados Unidos ha decido mandar como enviado al embajador Donald Booth.

El joven país afronta el mayor desafío desde su nacimiento en julio de 2011, tras independizarse de Sudán, con un futuro incierto debido a la brecha abierta entre los dos bandos.