Un amigo regaló a Fillon 48.500 euros en trajes

A dos días de su probable procesamiento, otro escándalo salpica al candidato conservador

Un simpatizante de François Fillon prepara una imagen en cartón del candidato antes de un mitin en Aubervilliers

A dos días de su probable procesamiento, otro escándalo salpica al candidato conservador

Un «amigo generoso», como se define él mismo, ha ofrecido a François Fillon trajes, chaquetas y pantalones hechos a medida durante los últimos cinco años por un valor total de 48.500 euros. La información fue publicada ayer por «Le Journal du Dimanche» (JDD), que ha hablado con el misterioso mecenas pero no da su nombre porque «desea permanecer en el anonimato». Éste afirma al dominical que los pagó «a petición de Fillon», y deja ver que el candidato de Los Republicanos no valora su generosidad porque no ha recibido «el más mínimo agradecimiento» de su parte.

El propio político confirma esta información en una entrevista en la que desarrolla su programa electoral y que publica hoy «Les Echos». «Un amigo me ha ofrecido unos trajes en febrero, ¿y qué pasa?», dice, y añade: «Veo que mi vida privada es objeto de investigaciones por todas partes, y que esa atención me está reservada a mí». Para el ex primer ministro de Nicolas Sarkozy sus hechos y gestos «son escrutados todos los días con la intención evidente de hacerme daño para descartarme de la carrera a la presidencia».

Luc Chatel, uno de los portavoces, habló ayer de una «campaña de cloacas». «Desde hace dos meses lo examinan con escáner. Pronto van a preguntarle si su abuela tiene préstamos rusos», comentó en Europe1. Pero estas informaciones llueven sobre mojado. Fillon está convocado el miércoles por los jueces para una inculpación en el «affaire» de los supuestos empleos ficticios de su mujer y dos de sus hijos, así como por no informar, a la Alta Autoridad por la Transparencia de la Vida Pública, de un préstamo de 50.000 euros a su amigo Marc Ladreit de Lacharrière.

Lo que indica el «JDD» es que un amigo de Fillon firmó un cheque de 13.000 euros el 20 de febrero para pagar dos trajes comprados por Fillon en Arnys. Y que durante los cinco años anteriores, adquirió ropa por unos 35.000 euros en la prestigiosa tienda, aunque en estas ocasiones los pagos de las compras «parecen haberse realizado en efectivo», según comenta el periódico dominical.

Según la Prensa, Arnys es un modisto de lujo que viste desde 1933 a políticos y a artistas. Desde Andy Warhol a Marcello Mastroianni, pasando por el propio Yves Saint Laurent. En el ámbito político, Valéry Giscard d’Estaing y François Mitterrand fueron clientes de Arnys, así como el primer ministro Bernard Cazeneuve. «Más que una tienda, es un club de poder en el que se cruzan escritores, editores, abogados y políticos de todas las tendencias», asegura «Le Parisien».

En septiembre, Fillon pasó un pedido de tres trajes a medida y una chaqueta «forestière», la especialidad de la casa inspirada en las chaquetas de los guardas forestales. Según el «JDD», el primer traje de chaqueta y la «forestière» fueron pagados en efectivo por un total de 11.950 euros, y el resto, con un cheque. El reglamento de la Asamblea Nacional indica que los diputados deben declarar todo regalo que hayan recibido y cuyo valor supere los 150 euros, aunque deja a su criterio el «apreciar el valor» de lo recibido y si es «o no sometido a la obligación de declararlo».

Respecto a la convocatoria ante los jueces del miércoles, Fillon dice en «Les Echos» que no se hace «muchas ilusiones» sobre su inculpación, pero está convencido de que un día será «reconocida» su inocencia.