Una zona sísmica

La Razón
La RazónLa Razón

- ¿Por qué se produce un seísmo de esta magnitud en el Himalaya?

–Porque es una zona sísmica muy proclive a terremotos debido a la confluencia de dos placas, la india y la euroasiática. La compresión entre estas dos placas dio lugar al Himalaya. De vez en cuando se produce un desplazamiento de una falla y da lugar a un terremoto de esta magnitud. La placa india está chocando con la otra placa, pero al mismo tiempo se está hundiendo por debajo de la placa euroasiática. Y justo en la zona de sutura entre las dos es donde se han ido formando estos apilamientos de láminas que conforman el Himalaya.

- En un futuro, ¿veremos nuevos terremotos?

–Sí. De hecho en los años treinta ya hubo un terremoto importante en esta zona. Es una zona activa, en la que se pueden esperar seísmos.

- ¿Qué se puede hacer?

–Se puede actuar sobre todo en las construcciones de infraestructura y vivienda. Las víctimas en un terremoto de estas características se producen por la caída de los elementos que han construido los humanos. Es cierto que también hay víctimas por desprendimientos de rocas y aludes, pero en las ciudades, el mayor número de víctimas es por el desplome de edificios. En Japón y Chile están acostumbrados a sismos importantes y construyen para que en condiciones así puedan resistir. Están mejor preparados.

- ¿Habrá más réplicas?

–Sí, porque el terremoto se genera por el desplazamiento de masas del terreno en el subsuelo. Es como un reajuste a la situación de esfuerzos. Lo normal es que estos reajustes continúen con otros terremotos que suelen ser de menor magnitud.

- ¿Cómo cambia la geología con seísmos así?

–Cordilleras como el Himalaya se construyen con movimientos de grandes masas de rocas. La geología es producto de estos procesos. Se han creado así y evolucionan. Es el desplazamiento de una falla y tiene consecuencias que a nosotros nos afectan pero al nivel de la tierra es algo normal.

*Geóloga e investigadora del CSIC en el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera