No todo son estrellas: Ejemplo de un gran trabajo culinario

Jordi Cruz, chef con tres estrellas Michelín

Jordi Cruz, chef con tres estrellas Michelín
Jordi Cruz, chef con tres estrellas Michelín

Forma parte de esa generación de jóvenes chefs cuya obsesión no es otra que mantener el liderazgo de la gastronomía española de vanguardia. Jordi Cruz es tímido, tanto que le ha costado acostumbrarse a que le paren por la calle, a firmar autógrafos y a escuchar que es el cocinero más guapo y sexy de la tele. Porque MasterChef, el concurso gastronómico que en la pasada temporada batió récord de audiencia en el que ejercía de jurado junto a Pepe Rodríguez Rey y Samantha Vallejo-Nágera y que en pocas semanas regresa con los niños como protagonistas, le ha elevado al podio culinario, a pesar de poseer tres estrellas Michelin y tres Soles Repsol.

Con 26 años, se convirtió en el chef más joven de nuestro país y en el segundo del mundo en recibir un galardón de la «biblia roja». Reconoció la técnica de su trabajo en el restaurante Estany Clar, de Cercs (Barcelona), que abandonó para dirigir su propia casa, Angle, hasta ahora situado en Sant Fruitós del Bages. Desde hace unos meses ocupa el entresuelo del Hotel Cram, espacio en el que otro grande, Carles Gaig, poseía su restaurante. Reparte su tiempo entre éste, su espacio en el ABaC, en el que mantiene dos de las estrellas y los tres Soles, y Ten's Tapas, un local informal situado en el Hotel Park.

En ABaC le gusta decir que hace «rock&roll y twist con los mejores productos del mundo como instrumentos tratados con respeto. El objetivo es cocinar de una manera perfecta, sacar partido a las materias primas para otorgarles todo el protagonismo y que el plato emocione».

Y es que una de las tendencias gastronómicas en auge es justo esa, que los chefs reconocidos inauguren sus casas en grandes hoteles debido al enorme potencial que las cadenas tienen, además de resultar un apetitoso escaparate para los huespedes, tanto nacionales como internacionales, de nuestra reconocida cocina. En definitiva, resultan un arma infalible para conectar con el futuro comensal sin salir del hotel. Cruz no es el único. Paco Pérez inauguró su Enoteca en el Arts; Carme Ruscalleda dirige Moments, en el Mandarin; los Roca, Roca Moo y Roca Bar, en el Omm; y Oscar Velasco enciende los fogones de Santceloni en el Hesperia.

A sus 35 años, Jordi Cruz (Manresa, 1978) es un apasionado de su profesión. A los siete preparó la cena a su madre una noche que se encontraba enferma con una servilleta colgada del brazo. Realizó sus estudios de cocina en la Escuela Superior de Hostelería Joviat. Comenzó su meteórica carrera como camarero y a los 14 empezó a trabajar en Estany Clar de Cercs (Barcelona), establecimiento donde se hizo con su primera estrella en 2004. Desde ese momento, es considerado como una firme promesa dentro del panorama culinario, ya que antes ya se había alzado como vencedor en el Campeonato de España para Jóvenes Chefs, con el Premio Internacional de Cocina con Aceite de Oliva de Jaén y, entre otros, el Paraíso Interior, que logró en 2003 en el congreso Lo Mejor de Gastronomía de San Sebastián. Galardones que se ha ganado a pulso porque, mientras sus colegas andaban de farra, él echaba las horas entre fogones. ¿El último? Hace unos meses, recogió el prestigioso premio Chef de L'Avenir, otorgado por la Academia Internacional de Gastronomía, entidad que destaca a los cocineros con más talento, que ya poseen Albert Adrià, Quique Dacosta y Ángel León, entre otros.

Siente como un privilegio haberse formado en una época en la que Ferran Adrià proclamaba a los cuatro vientos que ser creativo era normal. No ha realizado un «stage» en su vida, pero se considera de la escuela del chef más influyente de la última década, así como de la de Martín Berasategui, Andoni Luis Aduriz y Bras, además de saber que él también es responsable de la revolución gastronómica tan brutal que vivimos gracias su cocina evolutiva e inquieta basada en el producto y en la que coexisten la creatividad y la tradición.

Currículum

Dónde: nació en Manresa (Barcelona).

Cuándo: en 1978.

Formación: en la Escuela Superior de Hostelería Joviat.

Presente: dirige los fogones de ABaC, situado en el hotel del mismo nombre, Angle, en el Cram, y Ten's Tapas, en el Park.

Futuro: pronto le veremos en la edición de MasterChef Junior.