Mónica Naranjo se viste de Pocahontas por un día (y su vestido te va a enamorar)

Su estampado étnico nos ha dejado locas.

Foto de Bella Spinella / Mónica Naranjo
Foto de Bella Spinella / Mónica NaranjoCortesía de Bella SpinellaCortesía de la marca

Seguro que estos días de cuarentena por coronavirus has entonado en más de una ocasión el “Resistiré” de El Dúo Dinámicio y es posible que también el “Sobreviviré” de Mónica Naranjo. Y es que está claro que para la cantante no hay bicho capaz de interferir en nuestro camino. Naranjo mantiene su sentido del humor y una sonrisa y no ha tenido reparo en subir a su perfil de Instagram una divertida fotografía. Porque la vida es eso: actitud. Así que Mónica Naranjo se ha vestido de Pocahontas y nos ha mandado desde el trampolín de la piscina una simpática mueca que, de alguna forma, nos recuerda que todo va a salir bien. El vestido que la cantante ha llevado podría ser uno de los que más nos apeteciera ponernos cuando el confinamiento termine. Hay mil formas de llevarlo pero, como te adelantábamos en titulares, su estampado étnico te va a enamorar. ¿Lista para ser Pocahontas por un día?

El vestido de Mónica Naranjo es de Bella Spinella, una tienda multimarca en la que ya confió Lara Álvarez en su momento. Entonces no tenía tienda online pero ahora sí, por lo que te va a ser muy sencillo dar con el vestido de la cantante. Se llama Mojave Desert y es de la firma Peace & Chaos, que es una marca que le gusta especialmente a Pilar Rubio. El vestido de Mónica Naranjo tiene un precio de 105 euros y está disponible en las tallas 36-38 y 40-42. A continuación te lo mostramos al detalle.

El vestido de Mónica Naranjo
El vestido de Mónica NaranjoCortesía de la marcaCortesía de la marca

Desde la tienda nos han informado de que siguen haciendo envíos intrapeninsulares y que cumplen con todas las medidas de higiene y seguridad dictadas por el Gobierno de España en este sentido. Las chicas de la tienda aseguran que son momentos difíciles para el sector textil pero que todas las mujeres que estaban en plantilla antes de la COVID siguen con ellas. En Bella Spinella, como en otros comercios, tratan de mantener la normalidad y de seguir trabajando con el amor y la ilusión de siempre. Por suerte, la luz ya se ve al final del túnel.