El Portal y Manero, las joyas gastronómicas de Alicante

La embajada de Krug en España es uno de los restaurantes más cotizados de Levante

Uno de los sitios de moda de Alicante ciudad es El Portal Krug Ambassade. Un sitio que podría ser como El Amazónico pero de la ciudad costera. Aunque las comparaciones son odiosas, y con todos mis respetos hacia el Grupo Paraguas, El Portal puede presumir de formar parte del concepto ‘embajada Krug’ en España.

Y es que, la joya del Grupo Gastro Portal (al que también pertenece Amanero), liderado por Carlos Bosch, además de ser un punto de encuentro trendy y lleno de glamour, ofrece la mejor gastronomía mediterránea con la calidad más óptima. Por lo que, en mi visita express la semana pasada a Alicante, no dudé en asistir para cenar a El Portal (Calle Bilbao, 2) y al día siguiente almorzar en Manero (Calle Médico Manero Mollá, 7) un concepto más informal y más castizo si cabe.

Más de 10.000 clientes al mes, lo que copa una cantidad anual de 130.000 Krug-adictos, El Portal aporta de media unos 65 millones de euros anuales a Alicante. Este local de moda, que copa un total de 130 metros cuadrados y cuya decoración está a caballo entre el minimalismo y el rococó (con mesas de mármol Marquina o la barra principal de mármol Macael) y cuya esencia aromática destaca por una particular fragancia indefinida ambientada con la música de los 80 y 90 pero con un toque chill-out, vende cerca de 9.000 botellas de Champagne al año y más de 38.000 botellas de vino en general (apostando siempre que puede por vinos de Alicante).

En la primera parada de La Cata de Katy para la cena, empezamos degustando ostras de Santa Pola y gambas; continuamos con una ensalada de arenque con aguacate; y acabamos probando un clásico renovado como el particular ‘pepito de ternera con mantequilla trufada. Todo ello, maridado con un vino blanco, Quinta Apolonia Belondrade (Vino de Castilla y León) elaborado al estilo de Borgoña a partir de la uva Verdejo.

Ha sido una cena muy especial, porque El Portal es ese lugar que ayuda a que la magia que ya se ha iniciado fluya con más encanto. El restaurante, que cuenta con un sinfín de galardones (otorgados por la Guía Repsol, Michelín, por la prensa especializada e incluso premios nacionales), destaca por ofrecer uno de los mejores atunes rojos de la ciudad.

Al día siguiente continuamos la cata en Manero, a escasos minutos de El Portal. Nuevamente optamos por las mismas otras, pero esta vez acompañadas de Dom Perignon 2008. Continuamos con la ‘clásica ensaladilla’ del grupo; y acabamos con unas navajas a la plancha y unos tiernos chipirones. Manero es la versión más informal y más ‘made in Spain’ de El Portal, pero la excelencia, el buen gusto y la elegancia es herencia del alma del grupo.

El ticket medio podría estar en los 30-45 euros por persona, y hay que destacar que antes de entrar en el restaurante te miden la fiebre, como medida de seguridad para evitar los contagios de Covid-19. Todas las mesas y los baños cuentan con geles hidroalcohólicos. Sin duda alguna, ambos restaurantes son la excusa perfecta para dejarse perder por Alicante este verano.