Todo lo que necesitas saber sobre las estrías: causas y tratamientos

¡Despídete de las estrías!

Conseguir unas piernas de bailarina o lucir una de las faldas de tendencia puede preocuparnos por las estrías. Normalmente pensamos que las estrías se producen por el embarazo, pero nada más lejos de la realidad porque pueden hacer su aparición estelar en cualquier momento. Son cicatrices que se producen por el excesivo estiramiento de la piel y más de un 50% de las mujeres, según varios estudios, padece su aparición. Acabar con ellas es muy complicado pero no imposible. Tranquila porque hemos acudido desesperadas a pedirle auxilio a Manuel, esteticista en Tacha Beauty para que nos ayude a comprender sus causas y nos explique cómo tratarlas.

Varios tipos de estrías

Antes de nada, nos explica que “las estrías son la fragilización de las fibras elásticas donde se produce una desorganización, se fragmentan y disminuye su número. Se forman por la rotura y posterior cicatrización de estas fibras”. El experto enumera el tipo de estrías:

  1. Inflamatorias: son de color rojo, con poco relieve, siendo el primer proceso antes de la cicatrización, es decir, la rotura inicial de la estría.
  2. Cicatricial: son de color blanco, de forma más ancha y alargada y la lesión se ha producido  hace tiempo, ya que es el proceso de cicatrización de la estría inflamatoria.

Las causas de su aparición

El esteticista de Tacha Beauty nos ha confirmado que su principal causa “es por una subida y bajada de peso brusca, aunque también se producen por factores hormonales (en la adolescencia, embarazo o menopausia), y por falta de hidratación”. Las zonas donde es más común su aparición son: el pecho, el abdomen, los muslos y el glúteo.

El tratamiento de las estrías

Han proliferado en el mercado cantidad de cremas y productos que presumen de terminar de forma maravillosa y rápida con las estrías. El experto hace hincapié en que “es súper importante la hidratación de la piel para la prevención de la estría”. Y una vez que ya se ha producido “a parte de hidratar muy bien usando cosméticos emolientes como aceites, hay que realizar tratamientos en cabina con esteticistas y médico estéticos o dermatólogos antes de que se produzca la cicatrización, es decir, hay que pararla en su proceso de iniciación”. Y es que Manuel advierte de que durante el proceso inflamatorio la estría sí tiene una solución, pero cuando es cicatricial “es mucho más difícil de tratar y en la mayoría de los casos no vamos a obtener resultados. Siempre puede mejorar la cicatriz pero no va a llegar a desaparecer”.

Es imprescindible “el diagnóstico previo para ver si la estría tiene solución, y en la mayoría de los casos lo mejor sería optar por una combinación de técnicas. Todas nos ayudan a mejorar y activar la producción de las fibras elásticas en dermis estimulando a la células que las produce (fibroblasto) y a favorecer la regeneración del tejido”. Los tratamientos de Tacha Beauy son los siguientes:

  • Tratamientos realizados por medicoesticos: láser Alma Q de Alma Láser; microplasma: radiofrecuencia fraccionada de Alma Láser o Peeling químico médico-PRP, Plasma rico en plaquetas.
  • Tratamientos realizados por esteticistas: microdermoabrasión, radiofecuencia Indiba, jet peel de DPG Medical. Éste último “ayuda a favorecer la penetración de activos asegurándonos de llegar a dermis mediante una aguja con aire a presión de una punta. No se realiza mediante filtración por eso interviene el técnico, no el médico”, explica.

Una rutina en casa

Es imprescindible ponernos siempre en manos de un experto, ellos mejor que nadie sabrán cuál es nuestro problema y cómo pueden ayudarnos. Aún así, Manuel nos detalla una rutina para seguir desde casa contra las estrías:

  • Cosméticos emolientes e hidratantes: manzanilla, malva, aguacate, vitaminas E, ácidos grasos insaturados
  • Sustancias precursoras de proteínas: hidrolizado de colágeno y elastina, aminoácidos
  • Regeneradores: extractos de equinácea, silicio orgánico, equiseto
  • Activadores del metabolismo celular: centella asiática, levadura, oligoelementos
  • Uso de retinoides (vitamina A), ya que está científicamente probado de que llega a dermis y ayudan a la regeneración del tejido.