Padilla: Vuelta al ruedo de la bahía gaditana

Por su trabajo, opta por menús ligeros. Le encantan los pescados de la bahía gaditana y los gazpachos

Maestro en el ruedo y artista entre fogones. Juan José Padilla lo mismo se mete en un traje de luces que se pone el mandil y prepara grandes banquetes en casa. Le gusta ser un buen anfitrión y que sus amigos disfruten probando sus inventos culinarios. Asegura que él es de buen comer, pero que precisamente, en verano es cuando menos puede disfrutar de la gastronomía, ya que se encuentra en plena temporada y debe someterse a una rutina y dieta estricta. «No como todo lo que quisiera porque tengo horarios muy raros y todos los menús son muy ligeros para poder hacer bien mi trabajo. Hay que tener en cuenta las horas de digestión y las que debo reservar para vestirme de torero. No me da tiempo a todo», afirma. Aún así, de Padilla es bien sabido que siempre encuentra el lado positivo de las cosas. «Mi trabajo, a pesar que en temporada me limita en lo que a la gastronomía se refiere, también me permite recorrer la geografía del país y degustar todo tipo de comidas en muy buenos restaurantes. Son algunas de las ventajas de no parar», asegura.

Reconoce que ahora, con esto de que en la televisión no dejan de emitir programas relacionados con las artes culinarias, a todo el mundo le ha dado por ponerse el gorro de cocinero. «Lo veo muy positivo, pero ocurre en todas las áreas: en el fútbol, el toreo...». Pero lo suyo no es una moda pasajera, sino que viene de largo. Siempre le ha gustado rodearse de espumaderas, sartenes, cuchillos jamoneros y cazuelas, aunque no fue hasta que encontró a su mujer, Lydia, cuando realmente se metió de lleno en esta aventura en la que según dice él «todavía me queda mucho por aprender». «Lo poco o lo mucho que sé, se lo debo a ella. Con Lydia he compartido momentos muy lindos en la cocina. Ella tiene mucha imaginación y le gusta tanto o más que a mi probar cosas nuevas. Es una mujer muy completa y además debo reconocer que en la cuestión de postres me gana la partida». Ambos utilizan la cocina para dejar de lado el estrés del día a día y además saborear una pasión compartida. «Siempre que me lo permite mi trabajo, que no es tan a menudo como me gustaría, me pongo a cocinar. Además, me gusta toda la parafernalia que esto implica. Ir a hacer la compra, elegir los ingredientes, seguir los pasos de cada receta... y por su puesto, después ver cómo otros disfrutan comiéndolo», confiesa.

Entre sus platos favoritos están las ensaladas, cualquier pescado de la bahía gaditana y, como buen andaluz, el gazpacho, el cual, asegura, prepara de maravilla. En su casa, a pesar de que Padilla es un hombre tradicional al que le gusta seguir los rituales gastronómicos, no falta la Thermomix. En ella prepara con tomates de pera, pepino, pimiento, cebolla, un diente de ajo, aceite de oliva y vinagre de Jerez, «of course», un gazpacho exquisito. ¿Su secreto? Servirlo muy frío y acompañado de huevo duro picado. «Aunque lo que bordo es el arroz», dice orgulloso. Sus comensales así lo confirman.

Su Selfiereceta: Arroz con carabineros

Para el sofrito:-tomate-cebolla-pimiento verde-pimiento rojo-ajo-aceite-laurel

Elaboración:Añadir el caldo que hemos obtenido previamente de cocer gambas. Echamos el arroz con cuidado, azafrán y sal al gusto. Por ultimo, después de cocinar un poco el arroz, añadimos los carabineros, terminamos de hacer el arroz, apartamos del fuego y dejamos reposar unos minutos.