2018: De la ruptura de Miguel Bosé a la boda de David Bisbal

Este año nos deja unos primeros amores convulsos, otros inocentes y también maduros, así como el fin sorpresivo de largos matrimonios y relaciones secretas

Nacho Palau, Miguel Bosé, David Bisbal y Rosanna Zanetti
Nacho Palau, Miguel Bosé, David Bisbal y Rosanna Zanetti

Este año nos deja unos primeros amores convulsos, otros inocentes y también maduros, así como el fin sorpresivo de largos matrimonios y relaciones secretas.

Los resúmenes anuales rescatan de la memoria historias sentimentales que fueron importantes en el momento y que desaparecieron como la letra del famoso tango «Caminito». Muchos de los personajes que aparecen habitualmente en las noticias del corazón por sus relaciones sentimentales podrían cantar este final de 2018 la primera estrofa y el estribillo. «Caminito que el tiempo ha borrado que juntos un día nos viste pasar.... caminito amigo yo también me voy.... desde que se fue nunca mas volvió». Unos se apuntaron a las primeras frases, (los que decidieron la ruptura) y otros, a la espera de tiempos mejores, volvieron a un caminito nuevo o se encuentran en espera de destino. Bisbal, Tablada, Miguel Bosé, Victoria Federica, Irene Villa, Alba, hija de El Cordobés, Ágatha Ruiz de la Prada, Luis Miguel Rodríguez, Paula Echevarría son algunos de estos nombres que han sido noticia por su historial afectivo en este año que termina. Amores y desamores que han resultado más llamativos tanto por inesperadas rupturas como por sorprendentes uniones, a las que habría que sumar enfrentamientos y efectos colaterales dentro de la unidad familiar. Leáse Elena Tablada y David Bisbal por la poca afinidad que hay entre ellos con respecto a Ella, la hija en común. Los dos están felizmente casados y el artista esperando a su primer hijo de Rosanna Zanetti, pero los continuos burofax a su ex por cuestiones relacionadas con la niña han llegado a tal punto que Tablada se cansó y lo contó todo. Su soledad en el parto, lo poco que se sintió arropada por la familia Bisbal y la intromisión de Zanetti en historias que no tenían que ver con ella. La relación aparentemente cordial saltó por los aires y en la boda cubana no dio permiso para que Ella apareciera en la exclusiva junto a la madre. Muy diferente, pero igual de sorprendente, ha sido la separación de Irene Villa y Juan Pablo Lauro. Ella misma lo anunció al saber que el rumor estaba ya en la calle. No hubo contraprestación económica y aseguró que «jamás me lucraría con algo tan doloroso, que además implica a los dos». No hay divorcio en el futuro inmediato y ojalá que en el resumen de 2019 se pueda escribir que Irene, Pablo y sus tres niños forman una familia feliz y unida porque se dieron una segunda oportunidad.

La separación de Jose Toledo y Cristóbal Martínez-Bordiu después de treinta y cuatro años de matrimonio fue una de las noticias más inesperadas. Salvo sus íntimos nadie sabía que una de las parejas más estables del panorama rosa no se entendía. El hijo de Carmen Franco nunca ha tenido imagen pública mas allá de su apellido y la modelo y presentadora ha mantenido su vida no profesional en la intimidad. Como cantaba Rocío Jurado, «se les acabo el amor». Jose viaja a menudo a Estados Unidos, donde se la rifan como imagen de productos para mujeres de cuarenta años en adelante. Donde no hay posibilidad de dar marcha atrás para una reconciliación futura es en la vida de Miguel Bosé y su pareja durante veintiséis años Nacho Palau. Salvo sus mas íntimos nadie sabía el mucho tiempo que llevaban juntos. Sí era público que entre los dos tenían cuatro hijos por maternidad subrogada. Precisamente los mellizos son la causa de la demanda que interpuso Palau contra su pareja, que quiere que los niños vivan juntos. En enero se tendrán que verán las caras en el Juzgado de Familia de Pozuelo de Alarcón, donde un juez dirimirá los derechos de los menores para resolver cómo, dónde y de qué manera tienen que vivir cuatro hijos que no tienen la culpa de los desacuerdos de sus padres.

Tampoco hay arreglo entre Coki Prieto y Javier Calle. De no haber sido por la popularidad de Alba Díaz, hija de El Cordobés y Vicki Martín Berrocal, de 19 años y novia actual del relaciones publicas sevillano, no habría trascendido esta noticia que se convirtió en el culebrón de este mes. Coki y Javier se casaron hace un año. A la boda acudió la «primita» Alba (así la llamaba él) que dejó de ser «familia adoptiva» para convertirse en la actual pareja de Javier Calle. Los amigos comunes del ex matrimonio no ven muy clara la historia de amor. Será el tiempo quien coloque las fichas del puzzle en su lugar. Igual que en el caso de Victoria Federica y su torero o de Luis Miguel Rodríguez y Ágatha Ruiz de la Prada. A pesar de la diferencia de edad entre ambas parejas, en las cosas del amor no hay distinción. Los cuatro iniciaron sus romances de valentía casi en las mismas fechas y con los mismos vaivenes sentimentales. La sobrina de Felipe VI a sus 18 años tiene mucho camino por recorrer y Gonzalo Caballaro más en el plano profesional porque pasa tiempo en el campo. Se ven a menudo, forman parte del mismo grupo de amigos y para los dos es su primer amor o ilusión. En 2018 empezaron su historia sentimental, que por el momento se mantiene igual que la del dueño de Desguaces La Torre y la diseñadora. La fiesta de cumpleaños de la abogada Teresa Bueyes les unió, el verano no los separó, los viajes de Agatha por medio mundo tampoco, las Navidades las han pasado juntos y han desaparecido las amistades femeninas con derecho a roce del empresario. Cada uno tiene una vida laboral muy activa, pero su agenda afectiva es compartida.