«Llamadnos difíciles»: las actrices se unen contra el machismo

Jennifer Lawrence, Emma Stone y otras intérpretes reivindican el final de la cultura del abuso.

Jennifer Lawrence, Emma Stone y otras intérpretes reivindican el final de la cultura del abuso.

«Me siento optimista porque ya no vamos a ignorarlo más. Espero que la industria cinematográfica no vuelva a ser la misma», son las palabras de Jessica Chastain, una de las primeras actrices en alzar la voz para apoyar a las víctimas de Harvey Weinstein tras la ola de denuncias contra el productor de Hollywood.

La carrera hacia los Oscar 2018 ha comenzado y las publicaciones se afanan por entrevistar a los intérpretes con más posibilidad para alzarse con la estatuilla. Es el caso de «The Hollywood Reporter», que conformó una mesa redonda con Jennifer Lawrence, Emma Stone, Jessica Chastain, Mary J. Blige, Saoirse Ronan y Allison Janney, que reivindican el final del machismo y la cultura del abuso en la Meca.

La actriz de «Molly’s Game» («Apuesta maestra», titulada así en España y que se estrena el 25 de diciembre), Jessica Chastain, habló de cómo se rastrean desde sus inicios: «Si lees el libro de Shirley Temple te das cuenta de todo lo que le pasó cuando era una niña, hay un historial de abusos contra las mujeres de la industria que nunca fue abordado».

Acosos y hasta violaciones, pero hay más. Fue Chastain la que abrió el debate del machismo y la diferencia salarial en Holly- wood relatando su propia experiencia: «Después de “La noche más oscura” me enviaron muchos guiones en los que había una protagonista, pero los productores decían que no negociarían mi contrato hasta que supieran quién iba a ser el hombre protagonista porque necesitaban firmar antes su contrato y ver cuánto quedaba para mí». La respuesta de las actrices que compartían mesa redonda con ella fue la misma: «Ugh». Saoirse Ronan directamente no daba crédito: «¡¿Qué?!».

Lawrence opina que el núcleo del problema es la normalización de pagar menos a las mujeres. Suerte que ella, gracias al hackeo de Sony Pictures, que filtró su salario y el de sus compañeros de reparto en «La gran estafa americana», pudo exigir que se le diera lo mismo que a Christian Bale y Bradley Cooper. «Es mucho más facil para mí que ahora me paguen justamente», añade. Chastain también optó por imponerse: «Decidí que no iba a negociar después que mis compañeros masculinos nunca más». Y si alguien le lleva la contraria a ella o a sus compañeras de mesa redonda, el titular de la revista lo deja bien claro: «Adelante, llamadnos difíciles».Ya no se van a conformar. Ahora ellas imponen sus normas.