Ronan Farrow se enfrenta a la NBC por el caso Weinstein

El periodista ganador de un Pulitzer ha optado por no callarse y asegura que la cadena no quiso publicar sus investigaciones sobre los abusos del productor, versión que ahora respalda una de las presuntas víctimas de éste: «Quise contar mi caso, pero la cadena no estaba interesada»

Ronan Farrow ganador de un Pulitzer / Gtres

El periodista ganador de un Pulitzer ha optado por no callarse y asegura que la cadena no quiso publicar sus investigaciones sobre los abusos del productor, versión que ahora respalda una de las presuntas víctimas de éste: «Quise contar mi caso, pero la cadena no estaba interesada»

Ronan Farrow es el periodista estadounidense que desenmascaró los abusos del productor de cine Harvey Weinstein y le vendió el tema a NBC News. Pero consideraron que no tenía suficiente material para esa historia y no se lo emitieron. La decisión de no difundirlo y dejar que se lo llevase a la revista «The New Yorker», quienes sí se lo publicaron, se convirtió en una vergüenza, especialmente cuando ganó un Premio Pulitzer por dar a conocer la conducta sexual de Weinstein con las mujeres.

Farrow es el primero que se está enfrentando ahora a una cadena televisiva tan potente a la que acusa de amenazarle para que dejase su investigación. De hecho, su ex productor Rick McHugh vio cómo Weinstein llamó directamente a los altos ejecuivos de NBC para presionarlos. Pero va más allá, ya que desde el momento que Farrow intentó venderles su tema, la cadena quiso apartar a cualquier testigo que quisiese declarar. Es el caso de Emily Nestor, quien alega que se ofreció a grabar su testimonio pero que «no estaban interesados en la noticia».

Este lunes Andy Lack, presidente de NBC News, le envió a sus empleados una carta explicando la razón por la que rechazó publicar la investigación de Farrow y uno de los motivos que alegó era que no estaba lista para darse a conocer. También negó que estuviese en contacto con el productor y que sus amenazas impidiesen el proceso de negociación, lo que sí reconoció es que llegó a recibir nueve llamadas de Weinstein al día, que según él no respondió en ningún momento. Además, después de que McHugh confesase que les pidieron que quemaran los documentos de la pesquisa, Lack se defendió diciendo: «Soy contrario a las recientes acusaciones, ya que en ningún momento NBC obstruyó el informe de Farrow o eliminó ninguna entrevista».

Farrrow publicó sus averiguaciones con siete testimonios que contaban sus casos particulares con Weinstein. El que sobresalía sobre todo fue el que vetó NBC News al principio de las exploraciones de Farrow, la testificación de Emily Nestor. Ella contó que en numerosas ocasiones Weinstein intentó soprepasarse y la chantajeaba con un buen puesto en su compañía. «Las chicas siempre dicen que no. Y luego se toman una o dos cervezas y se arrojan sobre mí», fueron las palabras que una vez le dijo Weinstein a Nestor.