Bocados sedosos y señoriales

Trucha en dos cocciones
Trucha en dos cocciones

La despensa agroalimentaria de Castilla y León es la protagonista de la cocina tradicional de Pedro Mario y Óscar Manuel Pérez en El Ermitaño, que evoluciona de forma natural y, para ello, hacen uso de técnicas que dan como resultado estudiados platos honestos. Nos encontramos en una casa señorial que, en tiempos, perteneció a los Marqueses de los Salados, cuyos muros centenarios merece la pena atravesar si viaja hacia Galicia o Asturias por la A-6. En el apartado de «La cocina de siempre» no faltan los canutillos de cecina con hígado de pato y membrillo, así como las ancas de rana con huevo campero, Joselito y chips de vegetales y el lomo de potro asado en sal de bayas con hinojo, tomate y prieto picuto.

Entre los pescados destaca el de la zona, la trucha en dos cocciones con sus huevas, espárragos de Tudela, olivas y alcaparras. Cuenta Pedro que la marina antes de envasarla al vacío, ya hidratada en aceite de oliva, y de llevarla a una cocción a baja temperatura. El resultado es un bocado sedoso y jugoso, que rinde tributo al producto del entorno. Merece la pena probarlo, lo mismo que el carpaccio de manitas con ventresca en salazón, manzana, ajo y rokoto, en el que se saborea esa fusión que siempre abre fronteras.

Restaurante: El Ermitaño.

Dónde: Ctra. N-630 Benavente-León. Benavente. Zamora.

Tel.: 980 63 22 13.

Web: elermitano.com