Mariscos, el tamaño sí importa

Bogavante frío
Bogavante frío

Berto Domínguez ofrece en esta casa, reconocida en el congreso Madrid Fusión como el mejor restaurante de pescados y mariscos, productos de altísima calidad y de gran tamaño. Es decir, las cigalas rondan el medio kilo, las lubinas, los diez, y el mero, los veinte: «Se trata de piezas que no se encuentran fácilmente», explica el propietario de D’Berto, quien las consigue en su mejor momento y llegan a la mesa prácticamente sin manipular, ya que lo que pretende es que cada una sepa a lo que tiene que saber. Producto con mayúsculas sin enmascarar. Para ello, su hermana Marisol emplea como herramientas una parrilla, dos planchas y un par de fogones para servirlos lo más naturales posible y sin disfrazar su sabor. Cuenta Berto que su plato favorito es la palometa roja, tanto al horno como a la brasa, proceso que exige que el pescado sea muy fresco: «De la mitad para arriba es el bocado que más me gusta. La cabeza y el ojo, que si es gelatinoso se trata del caviar del pescado». La nécora, los berberechos, las almejas a la sartén y los calamares con cebolla pochada son algunos de los manjares más demandados, aunque el rey de la temporada es el percebe, lo mismo que el bogavante hecho un pelín en la sartén con aceite y ajo. El mero recomienda degustarlo a la brasa, y la lubina, sin embargo, a la plancha.

Restaurante: D’Berto

Dónde: Avda. Teniente Domínguez, 84. El Grove. Pontevedra..

Tel.: 986 733 447.