Fernando Andina, a Holanda de improvisto

Descubrió la capital de este país hace unos meses en un viaje que surgió entre risas durante una cena.

Fue a este viaje con su hermano y un amigo, y juntos pasearon por las calles de los barrios más emblemáticos de la ciudad. Foto. Fernando Andina
Fue a este viaje con su hermano y un amigo, y juntos pasearon por las calles de los barrios más emblemáticos de la ciudad. Foto. Fernando Andina

Descubrió la capital de este país hace unos meses en un viaje que surgió entre risas durante una cena.

Acaba de anunciarse que será el protagonista de la nueva temporada de la serie «Amar es para siempre», de Antena 3, y está encantado por el reto, pero sin apenas tiempo para nada porque el papel le exige jornadas eternas de grabación. Entre secuencia y secuencia, hace un parón breve para nosotros. «He tenido la enorme suerte de viajar bastante a lo largo de mi vida y hay muchos especiales. Las pirámides de Egipto, Buenos Aires, Río de Janeiro, Colombia, Indonesia, México... Pero pensando en la foto que os tengo que enviar, conservo una de una escapada improvisada y muy divertida que hicimos a Ámsterdam». Y aquí empieza la historia de dos hermanos que en mitad de una noche muy larga bromearon entre risas con la idea de sacarse un vuelo y desaparecer dos días, y lo hicieron. «Hace unos meses, salí a cenar con mi hermano y con un amigo que no conocía Ámsterdam, y surgió la típica gracia de venga, no nos atrevemos... En principio se iba a quedar en el amago, pero mi hermano, que es un genio de la producción porque se dedica a eso, cogió el móvil y se puso a buscar vuelos sin decirnos nada. ''Acabo de comprar tres billetes para Ámsterdam a las ocho de la mañana'', nos dijo de repente. Y nos fuimos. Tal cual. Sin dormir y sin nada. Con lo puesto. El trabajo sucio de buscar hotel, transfer desde el aeropuerto y lo básico de logística lo solucionó mi hermano en un segundo, así que nos entregamos de lleno a disfrutar la locura de encontrarnos de repente en Ámsterdam de forma improvisada. Nos lo pasamos bomba. Recorrimos la ciudad entera. Yo ya la conocía porque tuve una novia holandesa años atrás, pero fue genial estar allí de nuevo, y además en ese plan. Es maravillosa, multicultural, diversa, y son todos altísimos y guapísimos, tanto ellos como ellas. Yo mido 1,85 m y me metía en un bar y era uno más». Quizá no fuera el fin de semana más cultural de sus vidas porque inicialmente no se concibió así, pero, a pesar de todo, les dio tiempo a visitar ciertos lugares emblemáticos. «El barrio chino es imprescindible. Y aunque en la foto salgo con una bici, la realidad es que ninguno de los tres las utilizamos. Anduvimos mucho y le enseñamos la ciudad a nuestro amigo. Entramos en muchos pubs, obvio, pero ojo con eso, porque a los holandeses les molesta mucho la fama de que hay muchos bares en los que se puede fumar marihuana y que todo el que va es lo único que hace, porque no es verdad. Hay mil sitios que visitar. Allí está, por ejemplo, el Museo van Gogh, que a mí me fascina. Sin ser un gran entendido, siempre me ha interesado mucho su obra, su historia y su evolución artística. Y el Rijksmuseum, la Casa de Anna Frank, el Centro-Museo de Heineken, la casa museo de Rembrandt... También recomiendo recorrer los canales en barca y pasear por el Barrio Rojo». Queda claro. Mucho que ver y mucho que hacer.

GUÍA

Hotel

RADISSON BLU

Dirección: Rusland 17, 1012 CK Ámsaterdam, Países Bajos. Teléfono: +31 20 623 1231. Precio medio: 185 - 503 €. Web: Radissonblu.com/en/

Restaurante

THE PANTRY
Dirección: 21 Leidsekruisstraat, 1017 RE Ámsterdam, Países Bajos. Teléfono: +31 20 620 0922. Precio medio: 20 – 50 €. Tipo de comida: holandesa, centroeuropea. Web: Thepantry.nl/menu-es/

Mate

Museo VAN GOGH

Acoge la colección más grande
de obras de Vincent van Gogh, con obras maestras como «Los comedores de patatas», «Los girasoles», «Almendro en flor» y «El sembrador». Dirección: Museumplein 6, 1071 DJ Amsterdam, Países Bajos. Web: Vangoghmuseum.nl/es/