Nuevo varapalo legal contra Harvey Weinstein

Un juez de Nueva York ha admitido a trámite una nueva demanda por tráfico humano contra el productor de cine estadounidense, por parte de la productora Alexandra Canosa

El productor estadounidense, Harvey Weinstein
El productor estadounidense, Harvey Weinstein

Un juez de Nueva York admite a trámite una nueva demanda por tráfico humano contra el productor de cine estadounidense, por parte de la productora Alexandra Canosa.

La productora de la serie “Marco Polo” de Netflix, Alexandra Canosa, presentó el año pasado una demanda bajo la ley de protección de víctimas de tráfico humano contra el productor Harvey Weinstein, acusado ya por varias mujeres por presunto abuso sexual por parte del estadounidense. Ahora, Canosa se suma a esta oleada de denuncias alegando una presunta violación, abuso sexual, intimidación y acoso por parte de Weinstein, y acusando también a sus dos compañías -Miramax y The Weinstein Company-, a su hermano Roberto y a seis ex directores de dichas empresas. Ante esto, un juez federal de Nueva York ha dado el visto bueno y ha admitido a trámite las demandas que la productora de Netflix realizó contra el productor de Hollywood y sus compañías, desestimando las que presentó contra el hermano y los seis ex directores.

Canosa remonta su historia a una serie de reuniones entre 2010 y 2017 que, con el pretexto de negociar en Nueva York, Los Ángeles, Malasia y Budapest, Weinstein presuntamente abusó de ella y la violó en varias ocasiones. Además, la productora añadió ante el tribunal que, en aquella época, los empleados de las empresas ocultaron estas conductas y también fue amenazada por el propio productor con perder su trabajo y vetarla de la industria del cine si ella rechazaba estos acasos.

Más de 80 mujeres se han unido al “escándalo Weinstein” en los últimos años acudiendo a un tribunal para denunciar presuntas violaciones, acosos y abusos. Una larga lista de nombres entre los que aparece el de Cate Blanchett, Cara Delevingne, Ashley Judd o Kadian Noble, actriz británica que le acusó el año pasado por abusar de ella durante un casting en 2014 y que, aunque los abogados de Weinstein pidieron al tribunal que desestimara el caso, el juez Robert W. Sweet determinó que procediese.