Bendodo ve la condena por los contratos de UMAX como prueba “flagrante de la mala gestión” del PSOE y su “sensación de impunidad”

El portavoz de la Junta defiende que con la condena de cinco ex altos cargos “se le cae el discurso al PSOE de que todo era mentira”

El vicepresidenter, Juan Marín, y el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo /Foto: EFE
El vicepresidenter, Juan Marín, y el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo /Foto: EFE

El portavoz de la Junta defiende que con la condena de cinco ex altos cargos “se le cae el discurso al PSOE de que todo era mentira”

El portavoz de la Junta, Elías Bendodo, ha valorado hoy la sentencia de la Audiencia de Sevilla conocida ayer que condena a más de cinco años de prisión a cuatro ex cargos de la Junta en la etapa socialista y a siete de inhabilitación a un quinto, por los contratos irregulares con la empresa UMAX por los que 44 empleados de esta sociedad, muchos “con vínculos de amistad y vecidad” con el ex director de Trabajo Javier Guerrero, estuvieron trabajando de 2003 a 2010 en la Consejería de Empleo en un incumplimiento “clamoroso” de la normativa de contratación pública y de acceso al empleo en la administración. Para Bendodo, la sentencia es una prueba “flagrante de la mala gestión” de los gobiernos socialistas de la Junta y de la “sensación de impunidad” que reinaba en los mismos.

El también consejero de Presidencia destacó que con esta condena “se le cae el discurso al PSOE de que todo era mentira y que era una persecución contra ellos”, en alusión a las críticas que desde la oposición el PP reprochaba a los socialistas sobre el enchufismo en la administración y el uso de éste para tejer una “red clientelar” en la comunidad.

Los ex cargos socialistas condenados por prevaricación, malversación y falsedad documental son los ex directores de Trabajo Javier Guerrero y Juan Márquez y los ex secretarios generales de Empleo Juan Aguado y Lourdes Medina, todos ellos juzgados también en la pieza política del caso ERE, pendiente de sentencia. La Audiencia ha condenado a los dos primeros -y al empresario de Umax- a 5,9 años de prisión y a los otros dos a 5,3 años, frente a los 10 que pedía la Fiscalía en una causa en la que también ejercía la acusación particular la Junta (que sólo acusaba a tres de los procesados) y la acusación popular el PP. Otro ex director de Trabajo procesado, Daniel Rivera, ha sido condenado sólo por prevaricación a siete años de inhabilitación.