Ciudadanos resiste la fuerte caída de diputados a nivel nacional

40.000 votos y un escaño, cuando aspiraba a conservar los ocho del 20D

El líder regional de C’s ejerció su derecho al voto en Sanlúcar de Barrameda
El líder regional de C’s ejerció su derecho al voto en Sanlúcar de Barrameda

40.000 votos y un escaño, cuando aspiraba a conservar los ocho del 20D

El descalabro que ha sufrido Ciudadanos a nivel nacional en cuanto al número de diputados no se ha dejado notar tanto en Andalucía. La formación naranja ha obtenido algo más de 570.000 votos en la comunidad autónoma, un 13,58 por ciento del total. En diciembre, el resultado fue de 613.447 sufragios, un 13,78 por ciento. En seis meses el partido se ha dejado en el camino casi 40.000 votos. Por tanto, ha aguantado la pérdida generalizada de votos en el resto de España y se mantiene como la cuarta opción política en Andalucía. En cuanto al número de diputados, ha pasado de los ocho que obtuvo en la convocatoria de diciembre a siete.

Durante la campaña electoral, el líder regional de C’s, Juan Marín, aseguró que el partido tenía «muchas opciones de crecer», aunque fue cauto en su vaticinio: consolidar los 8 diputados. Finalmente, tan sólo ha perdido uno y el apoyo en las urnas, lejos de aumentar, ha disminuido. Marín aspiraba a obtener algún escaño más en las provincias de Cádiz y Almería, esta última porque el partido «está dando estabilidad a ayuntamientos como el de Roquetas de Mar». Sin embargo, ha cosechado menos votos en ambas. El diputado que ha perdido ha sido el segundo que obtuvo por la provincia de Sevilla, donde ha obtenido más de 135.00 votos. Tal y como ocurrió en diciembre, no ha logrado ninguno por Huelva ni Jaén, dos plazas especialmente complicadas, por lo que la formación se marcó como objetivo trabajar «muy duro en ellas» porque «el reparto de escaños está muy complicado». Igualmente, sólo en Almería es la tercera opción más votada tras PP y PSOE. En el resto se sitúa en el cuarto lugar. Un caso paradigmático es Málaga, provincia en la que, tal y como apuntó el líder regional durante la campaña, el partido había crecido «muchísimo», a pesar de los problemas internos que se habían producido en algunas agrupaciones. Aquí también ha perdido votos en relación con diciembre, algo más de 13.000.

Las encuestas se han ajustado al resultado final cosechado por la formación naranja, sobre todo la que elaboró el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) durante la campaña, que pronosticó el mantenimiento de los ocho diputados. Los resultados arrojan una diferencia de tan sólo un diputado.

De esta manera, la estrategia de acuerdos que mantiene con los socialistas no le ha pasado factura electoralmente, al menos de manera ostensible. La diferencia es que ahora camina junto a un PSOE más debilitado, tras sobrepasarle el PP en número de votos y diputados. ¿Apretará más las tuercas Marín a Susana Díaz? Todo dependerá de cómo evolucione el panorama nacional y los pactos que se generen de cara a la formación de gobierno.

Lo cierto es que el discurso que ha mantenido Ciudadanos en las últimas semanas en la comunidad autónoma, centrado en los «logros» que ha conseguido a raíz del apoyo que le brindó al PSOE para la investidura de Susana Díaz –como la rebaja del impuesto de sucesiones, tan sólo a escasos días de esta última convocatoria electoral–, le ha surtido efecto en las urnas.