De «La Nuestra» a la de cinco productoras y con un cocinero con sueldo de presidente

La RTVA cumple seis años con un director de la cadena «interino» y con el nuevo Gobierno en busca de un gestor

El director de la RTVA, Joaquín Durán, en el cargo de forma «interina» desde hace seis años / Foto: Manuel Olmedo
El director de la RTVA, Joaquín Durán, en el cargo de forma «interina» desde hace seis años / Foto: Manuel Olmedo

La RTVA cumple seis años con un director de la cadena «interino» y con el nuevo Gobierno en busca de un gestor

Canal Sur cumplió 30 años el 28F con un director general en «fraude de ley» –según calificó Podemos– como interino –y que al no ser considerado alto cargo no tiene que rendir cuentas de actividades y bienes, a pesar de ganar más que el presidente de la Junta– desde seis días después de la dimisión hace hoy seis años de Pablo Carrasco. Tras las elecciones, todos los focos están sobre el escenario de Canal Sur. El Gobierno ya desliza la fórmula del decreto para los cambios. Se busca gestor de perfil técnico para un consejo de administración de 9 miembros con una estructura similar a la Mesa del Parlamento. La Junta no descarta modificar la ley y rebajar las mayorías cualificadas para cambiar al director general y el consejo de administración, derivando los cambios a la mayoría, aunque signifique, de nuevo, quedar en manos de Vox. La formación de Abascal, directamente, aboga por la supresión. La RTVA, como el Consejo Audiovisual, la Cámara de Cuentas o el Defensor del Pueblo, lleva desde la pasada legislatura pendiente de renovación. PP, PSOE e IU optaron por mantener el status quo y Podemos y Cs cayeron en el complejo de ser acusados de buscar prebendas y sillones, lo que llamaron vicios de la vieja política.

Según los datos que el Consejo de Transparencia obligó a hacer públicos tras la petición de la periodista Ana Ordaz para un trabajo de fin de máster, sólo 13 de 95 empresas externas tuvieron contratos de más de medio millón en 2017, cuando cinco (Indaloymedia, ADM, Veralia, Happy Ending y Mettre) acapararon más del 50% de un gasto en torno a 30 millones. El director argumenta que son «las que vienen haciendo los programas de la parrilla o propietarias de los formatos». Los dueños de estas productoras, en otro tiempo llamadas «pata negra», en la mayoría de casos han desempeñado puestos de responsabilidad en Canal Sur.

El Presupuesto de la RTVA ronda los 163 millones. Los gastos de personal de 2018 se presupuestaron en 87,1 millones para una plantilla de 1.462 trabajadores, el 54% del presupuesto. La salida de Pablo Carrasco en 2013 por sus discrepancias por los recortes a la dirección, conllevó la interinidad de Durán desde entonces. El consejo de administración se sigue rigiendo por los resultados electorales de 2008, con la salvedad de algunas bajas por cese o enfermedad que han dejado el total en 12 asistentes. El salario base de los consejeros roza los 40.000 euros; 10.000 euros más para los vicepresidentes; más una dieta de casi 600 euros por reunión con un máximo de 30 al año. Los consejeros de fuera de Sevilla cobran casi 300 euros más por desplazamientos por Plenos; los de Sevilla, más de 130. La Cámara de Cuentas cifró en 2012 el coste del Consejo en 1,8 millones. En 2013, bajó a 1,6 millones, de los que casi 360.000 fueron para dietas y 637.000 a sueldos. El salario de cada consejero está entre los 60.000 y los 80.000 euros. Durán cobró en 2017 más de 78.500 euros, unos 14.000 más que la presidencia de la Junta (64.446). La Ley de Presupuestos establece que los altos cargos o asimilados no pueden cobrar más que el presidente. La excepción Durán se debe a una disposición adicional que legitima para cobrar más a los directivos de entidades elegidos en el Parlamento. Pero Durán no es el único en Canal Sur que cobra más que el presidente. Los contratos de la cadena revelan que uno de sus presentadores más cotizados, el chef Enrique Sánchez, fue titular de un contrato con un importe de adjudicación de 41.382 euros como «presentador del programa 'Cómetelo'» de septiembre a diciembre de 2018. En diciembre de 2017, para una temporada de 128 programas, el contrato fue de 69.696 euros sólo para el concepto de «presentador» y «Enriquechef SL» como adjudicatario. En julio de 2017, 43.560 euros. En enero de 2017, aparece otro contrato de 58.988 euros. En julio de 2016, 36.300 euros. Aunque el programa, de gran aceptación en el público, sigue la fórmula de Arguiñano de comidas para el hogar medio, el contrato es gourmet.

La situación en la plantilla de Canal Sur, con casi 1.500 empleados, es de nerviosismo. Vox planteó en su negociación con el PP rebajar los costes un 50% y que en el segundo canal se emita la conexión territorial de TVE. La entente final quedó en «reducir el gasto, mejorar la eficiencia y racionalizar los recursos» para «garantizar el servicio público y la neutralidad ideológica e informativa». Vox se antoja clave en el futuro para la reorganización de la RTVA. Un partido que se echará las manos a la cabeza al visionar la primera emisión de la que se dio en llamar «La Nuestra», con Matías Prats padre desde la Mezquita del «país andaluz». El entonces presidente De la Borbolla prometió en su discurso de apertura una TV «de las más competitivas y más abiertas al futuro de Europa, por su programación, por su seriedad». La Junta adelantó 12.000 millones de pesetas. Ahora el presupuesto está en 140 millones anuales. En el Parlamento, Durán defendió que se cerró el pasado ejercicio con «superávit» de 738.000 euros y definió a Canal Sur como la autonómica con menos coste. La RTVA tiene un coste de 16,66 euros al año por habitante, frente a los 31,08 euros por habitante de TV3 o los 55,09 euros de ETB. Durán abanderó el papel vertebrador de Canal Sur. El director «interino» apuntó que se ha pasado en diez años de una dotación de 251 millones a 162 ; e indicó que hay 250 trabajadores menos que en 2008 por la tasa de reposición cero.

El Carnaval como síntoma

Canal Sur se ha instalado en una crisis. Febrero suele ser el mejor mes en audiencias, con el Carnaval como estrella. En 2003, la cuota de audiencia fue del 18%. En 2008, aún del 17,2%. En 2013, 10,3%. Este año, al fin, sobre el 8,6%. La media de la temporada es del 8,9%. El abuso del formato está provocando un efecto gonzo. Carnaval, coplas con Cantizano, sevillanas con María del Monte... La crítica y el público ha echado de menos mayores coberturas informativas.

Desde Canal Sur se ha desatado un movimiento interno bajo el nombre Otra RTVA Es Posible.