Actualidad

El fantasma de la recesión ya se asoma en exportaciones, vivienda y desempleo

Crisis económica. Los parámetros regionales de la venta de inmuebles de segunda mano y de las exportaciones se asemejan ya a la cadencia previa al último gran “crack” económico mundial y el mercado laboral pierde fuelle

Vienen curvas. Juanma Moreno se ha agarrado al «diálogo social» en previsión de los «nubarrones económicos». Se mira a Alemania e Inglaterra, cuyos históricos enfrentamientos estuvieron marcados por goles fantasmas. Ahora, en términos económicos lo que se teme es el «fantasma» de la recesión. Las señales están ahí. El decrecimiento germano amenaza con convertirse en el hilo que conduce al laberinto de la crisis: -0,1% es la caída del PIB que registró Alemania el segundo trimestre. Y el Brexit británico, con un impacto negativo sobre la economía andaluza estimado por la Junta de entre 500 y 1.200 millones, en caso de salida abrupta. El otro eje de tensión económica radica en EE UU y China. Desaceleración y crisis son términos que no se acaban de ir y ya llaman a la puerta a través del vocablo «recesión». Andalucía se asoma en determinados aspectos económicos al zaguán de la crisis: el estancamiento. En apenas meses ha virado la tendencia. Los agoreros empiezan a mirar por encima del hombro a los negacionistas –sin caer aún en el «nihilismo» económico de Zapatero y Solbes en 2007– y ni los más optimistas descartan ya un crecimiento negativo. La penúltima recesión se produjo entre 1992 y 1993. La última en 2007. En ambos casos, llegó más tarde a España y más aún a Andalucía pero se mantuvo durante más tiempo en la comunidad, al punto de que de la última aún no se han recuperado salarios y derechos perdidos.

Publicidad

Los indicadores son variados y de distinta índole: En Andalucía baja un -0,2% la variación mensual del precio de la vivienda de segunda mano, según el portal especializado Fotocasa. «El mercado de la vivienda se está normalizando, si bien es verdad que desde la segunda mitad del año se ha intensificado la desaceleración del crecimiento de los precios. Si al arranque de 2019 crecían a un ritmo interanual del 8%, ahora lo hacen al 3% de media, aunque en determinadas zonas cercanas a las grandes ciudades sigue creciendo con más fuerza», según Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa. Los parámetros interanuales son similares (4%) a los de 2006 y 2007, los años previos al batacazo económico que trajo una caída del 7%. De producirse la misma cadencia, este descenso económico llegaría de pleno en 2021. El crecimiento del número de hipotecas concedidas durante los últimos 12 meses es el menor desde marzo del 2018. El capital prestado cae por primera vez después de crecer durante 14 meses consecutivos. Andalucía es una de las comunidades que experimentan un crecimiento negativo. Por su parte, el precio de la vivienda en alquiler en Andalucía bajó un -0,3% en julio.

El que puede ser el indicador fiable a la hora de mirar a medio plazo también se resiente. Las exportaciones, según los datos de Extenda consultados por LA RAZÓN, «para estos seis primeros meses de 2019, alcanzaron los 17.116 millones», una cifra que supone un «leve descenso del 0,6% respecto de enero-junio 2018, motivado por la depreciación del valor de las materias primas» o por la recesión según otros indicadores. «Este saldo comercial casi duplica al registrado en el mismo periodo del año anterior (999 millones), con 875 millones más, y sólo es superado por el que se alcanzó en el primer semestre de 2017, cuando la balanza comercial andaluza logró un superávit de 2.252 millones». Es decir, con la anterior crisis en ciernes, el comportamiento era parejo.

El mercado laboral pierde fuelle. En el empleo, agosto ha sido malo, aunque «menos malo» que otras veces y que a escala nacional. «Es cierto que los datos de empleo marcan una desaceleración económica. Sin embargo, aunque hasta hace unos meses Andalucía marcaba ritmos inferiores a la economía española, ahora es Andalucía la que lleva un mejor ritmo», en palabras de Manuel Hidalgo, secretario general de Economía de la Junta. En las viñas de las Denominaciones de Origen andaluzas se estima que la producción se ha reducido este año, según las distintas zonas, hasta un 35% por la falta de lluvias. La calidad de la uva , no obstante, puede amortiguar el golpe.

La sequía amenaza la agricultura y el turismo da los primeros síntomas de agotamiento

Publicidad

En la agricultura, la sequía aventura la pérdida de cultivos. En las viñas de las Denominaciones de Origen andaluzas se estima que la producción se ha reducido este año, según las distintas zonas, hasta un 35% por la falta de lluvias. La calidad de la uva , no obstante, puede amortiguar el golpe.

El turismo también da los primeros síntomas de estancamiento antes incluso del previsible «big bang» del Brexit abrupto (aunque mercados como el de la Costa del Sol de momento, según sus estudios, se mantienen intactos). En general, un 5% menos de visitantes, que se gastan un 11% menos que antes.

Publicidad

La matriculación de turismos cayó un 28% en agosto respecto al mismo mes del año pasado, con lo que acumula una bajada del 13,21%, en relación al mismo periodo del ejercicio anterior. Este desplome se achaca a la entrada en vigor del ciclo de medición de emisiones WLTP el 1 de septiembre del año pasado.

El Colegios Oficiales de Graduados Sociales ha mostrado su preocupación tras el incremento de un 5% en el gasto en pensiones, para alcanzar otro máximo: 9.681 millones de euros. Se suma así 43 meses consecutivos de crecimientos superiores al 1% y un progresivo envejecimiento.

La Junta ha mostrado su “inquietud” ante el anuncio del Gobierno central de elegir al grupo tecnológico Indra como coordinador nacional industrial del programa del futuro avión de combate europeo (FCAS), la mayor iniciativa conjunta continental en el ámbito de la Defensa.

Publicidad