El hospital de Jerez, al borde del colapso tras un verano «en precario»

Las escasas sustituciones y el aumento de la demanda ponen en jaque la asistencia.

Las escasas sustituciones y el aumento de la demanda ponen en jaque la asistencia.

Nueve médicos sustituidos de casi 400. El dato corresponde al hospital de Jerez durante los meses veraniegos, un balance que no se diferencia mucho de otros centros de referencia similiares y que refleja la precariedad de las plantillas sanitarias, desbordadas en la época estival por las ínfimas sustituciones. Sin embargo, tal y como alerta el Sindicato Médico de Cádiz, la escasez de profesionales no sólo se circunscribe a julio y agosto, sino que se alarga durante todo el año. Una denuncia que va en la línea de la alerta que lanzó recientemente el sindicato de enfermería Satse sobre los hospitales cordobeses, donde continúan cerradas casi 200 camas.

La sobrecarga de trabajo es tal que en las urgencias del hospital jerezano, una de las áreas con mayor demanda asistencial, la media ha sido de cinco o seis médicos, «cuando lo habitual es que haya nueve», subraya Rafael Iglesias, representante del sindicato, quien asegura además que, en los momentos de mayor afluencia, había 30 enfermos en este departamento esperando que se le asignara una cama. Sobre el resto de profesionales, como enfermeros, auxiliares y celadores, la situación «es mucho peor», reconoce Iglesias. «En áreas donde habitualmente hay ocho profesionales sólo se encontraban tres», con las lógicas consecuencias para los pacientes.

El sindicato pone el acento también en la alta afluencia de este hospital durante el verano, puesto que se encuentra muy cerca de las zonas costeras. «Tenemos constancia de que la llegada de pacientes es muy elevada durante todo el año», señala Iglesias, quien pide que, al menos, se cubran las sustituciones para que la calidad asistencial no disminuya.

Los datos oficiales, no obstante, hablan de que las sustituciones de los facultativos llegan al 40 y hasta el 50 por ciento. La central pone en duda estas cifras porque «se mete en un mismo saco la atención primaria y los hospitales». En cuanto a las listas de espera, también critica los datos que ofreció recientemente el Servicio Andaluz de Salud (SAS), puesto que «se excluyen las pruebas complementarias, que no computan en los tiempos de espera». Si se contemplara todo el proceso, los números «se dispararían».

Todos los sindicatos con representación en el hospital han venido protagonizando varias protestas para alertar a la dirección de la precaria situación que vive la plantilla. Hoy se reunirán para acordar nuevas acciones, que pasarían por hacer concentraciones semanales a las puertas del centro para reivindicar unos planteamientos que consideran «de sentido común».