Los interinos logran que el Parlamento tramite por primera vez una iniciativa ciudadana

El Pleno acepta debatir la convocatoria de una oferta extraordinaria por concurso de méritos para estabilizar a 30.000 trabajadores

David Núñez, con la presidenta de la Cámara, Marta Bosquet, tras defender la iniciativa /Foto: Manuel Olmedo
David Núñez, con la presidenta de la Cámara, Marta Bosquet, tras defender la iniciativa /Foto: Manuel Olmedo

El Pleno acepta debatir la convocatoria de una oferta extraordinaria por concurso de méritos para estabilizar a 30.000 trabajadores

El Parlamento andaluz aprobó este miércoles, con 50 votos a favor (de PSOE y Adelante Andalucía), 57 abstenciones (de PP, Cs y Vox) y ningún voto en contra, por primera vez en su historia tramitar una Proposición de Ley a iniciativa de un grupo de ciudadanos, en este caso un colectivo de interinos que ha reunido 44.165 firmas para que se convoque un concurso de méritos que permita estabilizar a 30.000 interinos «en fraude de ley por abuso de temporalidad», según expuso el portavoz encargado de defender la iniciativa, David Núñez.

Es la segunda vez que llega al Pleno una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) y la primera que el Parlamento acepta tramitar, por lo que Núñez destacó que «estamos haciendo historia». La primera fue presentada en 2014 por UPyD, sin representación parlamentaria, para reformar la Ley electoral pero fue tumbada. En 2012, el Gobierno socialista creó el llamado «escaño 110» para permitir a los ciudadanos defender iniciativas siempre que reunieran 40.000 firmas.

Aunque todos los grupos expresaron sus «dudas» y «reservas» sobre los problemas jurídicos que plantea el uso del concurso de méritos sin examen para acceder a la función pública, una vía reservada para casos «excepcionales», abogaron por «no hurtar el debate» y buscar fórmulas durante el trámite parlamentario que den salida a estos profesionales, algunos de los cuales llevan hasta 27 años trabajando en la Junta.

El portavoz del PP, Pablo Venzal, ya adelantó que su grupo no cree que la vía propuesta en la ILP sea la solución, al igual que el diputado de Cs, Julio Díaz, aludieron a la «falta de respaldo jurídico» para promover esta fórmula de acuerdo con un informe de los letrados de la Cámara y sentencias del Constitucional y el Supremo. Desde Vox, Alejandro Hernández, reconoció que están «en juego tres intereses contradictorios», los de los interinos, los opositores y los funcionarios de carrera (de hecho sindicatos como Safja se oponen).

Por su parte, el diputado de Adelante Andalucía Ismael Sánchez, recordó que la situación en la que se encuentra este colectivo «no la han creado los trabajadores, el problema lo ha creado la administración y la UE ya nos ha cuestionado esto muchas veces». Por su parte, la parlamentaria socialista Beatriz Rubiño recordó que estos interinos ya han aprobado un examen, y en algunos casos como los docentes varios, por lo que rechazó que se hable de «usar la puerta de atrás» para acceder a la administración. Ya demostraron su «capacidad» al superar esas pruebas aunque no lograran plaza y con su «experiencia» de años en la administración, por lo que sería «injusto» hacerles pasar de nuevo por otra prueba, cuando además durante la crisis se impidió sacar plazas para estabilizarlos.

Núñez agradeció a los grupos que permitan tramitar esta iniciativa y les emplazó a «trabajar para corregir esos flecos» señalados mediante las enmiendas que los grupos presenten a la iniciativa. Según los cálculos del colectivo, el mayor número de interinos se da en el SAS (18.618 cuando hace un año se puesto en marcha la ILP), hay 9.603 en Educación, 388 en Justicia y 902 en la Administración general.