Andalucía

El presidente del TSJA habla de "epidemia judicial"con asuntos que podrían resolverse sin pleito

Lorenzo del Río afirma que la "mediación es el futuro"y reclama flexibilizar la movilidad de jueces y funcionarios para reorganizar los efectivos donde se necesitan

Lorenzo del Río afirma que la "mediación es el futuro"y reclama flexibilizar la movilidad de jueces y funcionarios para reorganizar los efectivos donde se necesitan

Publicidad

Padres que no se ponen de acuerdo sobre si su hijo se bautiza o hace la Comunión, pleitos de comunidades de vecinos "por tonterías"incluso asuntos penales "veniales"en los que la víctima lo que quiere es que le "pidan perdón"forman parte del día día de los juzgados andaluces, a donde llegaron el año pasado 1,2 millones de casos, 145 casos por cada mil habitantes. Una "epidemia judicial", en palabras del presidente del TSJA, Lorenzo del Río, por analogía con la sanidad donde se considera que existe una epidemia de gripe con cien casos por cada mil habitantes-

Del Río presentó este jueves la memoria anual del Alto Tribunal andaluz correspondiente a 2018 en la Comisión parlamentaria de Justicia, donde insistió en que "no todo es mediable ni todo el mundo siver para mediar pero lo que tengo clarísimo es que ese es el futuro"y "además no se pierde nada". Por ello, solicitó la "institucionalización de la mediación o justicia reparativa"para reducir la elevada tasa de litigiosidad en Andalucía (la segunda más alta del país), donde pese a que los jueces "resuelven casi lo mismo que ingresa", el atasco que los años de la crisis provocaron hace que exista una bolsa de causas pendientes que se van acumulando.

El presidente del TSJA reclamó más medios personales, en concreto 85 plazas de jueces que no siempre deben conllevar la creación de nuevos juzgados sino órganos con más de un magistrado, pero sobre todo "flexibilidad"para poder "reorganizar"los efectivos existentes, para evitar que haya magistrados o funcionarios en las salas civiles de las Audiencias con poco trabajo mientras las salas penales están saturadas.

Flexibilidad también para "reorganizar"partidos judiciales y efectivos, en zonas como el Campo de Gibraltar, Vélez-Málaga o Úbeda y Baeza, que permitan trabajar de manera "coordinada"y con posibilidad de que los asuntos se puedan repartir entre los juzgados de una misma zona en aras de la agilidad. También para que los jueces itinerantes, "bomberos judiciales como yo los llamo", puedan acudir a donde se les necesita ya que actualmente no pueden ser enviados fuera de las capitales de provincia.

Publicidad

En materia de ejecutorias pendientes, para Del Río "hemos perdido una oportunidad con los servicios comunes de ejecutorias"que a su juicio es la solución en vez de que cada órgano ejecute sus sentencias.

Y respecto a infraestructuras, abogó por la concentración de sedes en Jaén y Córdoba, reformas en juzgados incluso "apuntalados"como los de guardia de Cádiz mientras que en el caso de Sevilla, señaló que no tiene opinión sobre la ubicación de la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas porque no conoce el sitio, que visitará el mes próximo, aunque de entrada "hay un problema de movilidad",

Publicidad

Del Río terminó su exposición instando a "no quedarnos en el inmovilismo que veo año tras año"al reconocer que su sensación es que las memorias anuales inciden en los mismos problemas sin avances.