El rito de La Bella y su manto con billetes vuelve a recorrer las calles Lepe

Los vecinos de Lepe (Huelva), han cumplido esta noche con el rito de sacar en procesión a su patrona, la Virgen de la Bella, en una procesión en la que le entregan dinero a la Virgen en forma de billetes de curso legal que prenden en su manto.

Una tradición que se inició a principios del siglo XIX y que ha vuelto a reunir a miles de personas en las calles de la localidad onubense, tras salir a la calle la imagen tres minutos antes de las 22.30 horas.

Aunque en alguna ocasión se ha intentado disuadir a los leperos de que prescindan de esta costumbre no ha sido posible, e incluso cuando se cambió el manto de la Virgen por el actual de terciopelo, un grupo de directivos de la Hermandad se colocó a los lados del paso para recoger las ofrendas, pero los fieles siguieron colocando el dinero en el manto, prendido con imperdibles.

Inicialmente eran monedas las que se colocaban en el paso, aunque con el paso del tiempo se han llegado a colocar billetes de 500 euros.

Los billetes no han sido el único atractivo de la procesión, ya que La Bella ha salido este año bajo un palio, recuperando su imagen de antaño, así como con costaleros bajo el paso, y no con cargadores en su zona exterior.

La devoción a la imagen tiene varios siglos de historia, ya que la primera cita documental a Santa María de la Bella, en el término de Lepe, data del año 1396, y su origen está vinculado con la Orden Franciscana, cuyo primer convento en la zona fue fundado por el noble Francisco Luján en 1431.

Su salida procesional supone siempre el principal acto religioso de las Fiestas de Agosto de Lepe, y es seguida tanto por los vecinos como por visitantes y turistas de todo la provincia.