MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
09:12
Actualizado

Inquietud por el «sándwich Cs-Vox»

Los resultados azuzan el debate interno ante el riesgo de perder la hegemonía de la derecha frente a Ciudadanos

  • Francisco Serrano (Vox) y Juan Marín (Cs)
    Francisco Serrano (Vox) y Juan Marín (Cs)

Tiempo de lectura 2 min.

04 de diciembre de 2018. 09:25h

Comentada
Carmen Morodo.  4/12/2018

La euforia por ver al alcance de la mano, contra todo pronóstico, la Presidencia de la Junta de Andalucía no oculta que los resultados electorales han hecho saltar más de una alarma dentro de la organización territorial, entre barones y otros cargos regionales y provinciales que trabajan ya en las autonómicas y municipales de mayo. Internamente, al PP no se le pasa por alto que superado «el subidón» por la posible conquista de la Junta, «deben andarse con mucho cuidado», dicen, porque saben ver que los resultados son también un «aviso serio a la hegemonía en el centro». «A Ciudadanos se le perdona todo, y le votan aunque haya sido el socio del socialismo en Andalucía y haya intentado serlo también de Sánchez».

Dentro del Comité Ejecutivo del partido no se afrontó abiertamente la discusión estratégica que las elecciones andaluzas han alimentado. No era el día. En la jornada de ayer tocaba cerrar filas y sacar pecho por la «buena noticia» en Andalucía. Pero la realidad es que detrás de este discurso oficial hay una lectura mucho más autocrítica que enlaza con el temor a que un endurecimiento de las posiciones para acercarse a los votantes desencantados por la derecha, y que son la base de la que se alimenta Vox, les genere un agujero «insalvable» en el lado del centro. Y no pare el efecto Vox. «En el centro está el futuro, no se puede jugar a corto plazo», advierte un referente territorial del PP.

Con perspectiva a medio plazo, la nueva dirección tiene que lidiar con la dificultad de encontrar un perfil propio que le rinda electoralmente. En la organización popular son conscientes de que se enfrentan al riesgo cierto de quedar ahogados en medio del «sándwich Cs/Vox» porque en ningún tema consigan imponerse con una ventaja clara. Con España, de momento parece que les ganan Cs y Vox; con la inmigración, Vox; en economía, Cs; en valores y familia, Vox..., repasan.

Después del Comité Ejecutivo los dirigentes autonómicos almorzaron con la nueva dirección del partido, presidida por Casado. También estuvo el secretario general, Teodoro García Egea, y el vicesecretario de Organización, Javier Maroto. En ese almuerzo salió el debate sobre la conveniencia de no seguir regalándole protagonismo a Vox y marcar diferencias.

Quienes se la jugarán a la vuelta de la esquina, en las elecciones autonómicas y municipales de mayo, creen que para el PP el partido de Rivera sigue siendo el «enemigo político» más peligroso.

Últimas noticias