MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
12:35
Actualizado

La abstención apuntilló al PSOE

El 24,5% de los electores de Susana Díaz en 2015 optó por no acudir a votar el domingo. Vox le robó a los socialistas 27.000 votantes y Ciudadanos sumó otros 137.000 desencantados

  • Susana Díaz durante una rueda de prensa en Sevilla / Reuters
    Susana Díaz durante una rueda de prensa en Sevilla / Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

04 de diciembre de 2018. 09:23h

Comentada
Fernando C. Martínez.  4/12/2018

Al menos en porcentaje de voto, el partido ultraderechista Vox es la formación política que más fieles ha logrado mantener respecto a las anteriores elecciones andaluzas. De los 18.422 que eligieron su papeleta en 2015, unos 17.000 (el 94,4%) volvió a repetir y escogió la papeleta de los de Santiago Abascal. Pero este partido que ha irrumpido con fuerza en el Parlamento andaluz no se debe únicamente a sus fieles, sino a todos aquellos nuevos votantes que ha sabido robar, sobre todo al PP y a Ciudadanos. Y que le han aupado hasta los 396.000 votos (prácticamente el 11% de los sufragios) y sus 12 escaños.

A los populares les ha quitado un 18,8% de sus votantes, esto es, cerca de 200.000, mientras que de la formación naranja se ha hecho con 48.000 de sus ex simpatizantes. Incluso ha conseguido atraer a electores fieles del PSOE ahora descontentos. En concreto, 27.000, esto es, un 1,9% de los electores socialistas de las pasadas andaluzas de 2015. Incluso es el partido al que menos fieles cambian por la abstención, pues solo un millar de los que le votaron en los anteriores comicios optaron en esta ocasión por no ir a votar.

Ciudadanos, mientras, es el segundo partido que más fieles ha conseguido mantener y de los 369.000 que les votaron en 2015, el 75,9% (281.000) volvió a meter ayer la papeleta de la formación encabezada por Juan Marín en la urna. Pero C's también ha conseguido robar votantes a otras formaciones hasta prácticamente doblar sus resultados. Así, del PSOE es de donde más apoyos ha sacado, concretamente 137.000 votos vienen de ex seguidores de la presidenta Susana Díaz, a quien le ha robado el 9,7% de sus fieles. Otros 110.000 proceden del PP de Juanma Moreno, mientras que 5.000 les han llegado de descontentos con Podemos. Además, ha logrado arañar otros 23.000 votos a otras formaciones minoritarias y sin representación. Eso sí, 14.000 de sus ex votantes han elegido ahora Ciudadanos y 48.000 Vox. A la abstención se han marchado otros 27.000.

resultados andalucia susana diaz

Por su parte, el PP ha conseguido mantener al 63% de los más de un millón de votantes que le apoyaron en las anteriores elecciones, esto es, algo más de 672.000 votantes. Eso sí, los de Moreno han sufrido pérdidas importantes, como los ya citados 200.000 votos que han pasado a manos de Vox y los 110.000 (10,3%) que se han ido a Ciudadanos. Entre sus pérdidas, la tercera posición se la lleva la abstención, con 84.000 electores ex fieles que en esta ocasión han optado por no acercarse al colegio electoral.

En lo que se refiere al PSOE de Susana Díaz, únicamente ha conseguido conservar al 58,8% de quienes apoyaron estas siglas en las autonómicas de 2015. En cifras absolutas, de los más de 1,4 millones que eligieron la papeleta de la rosa en los anteriores comicios, solo 829.000 han vuelto a repetir. A estos ha logrado sumar 43.000 ex votantes de Podemos y 29.000 ex simpatizantes de IU, pero las pérdidas han sido mayores que las ganancias. Así, un 9,7% de los que les apoyaron ahora han optado por Ciudadanos (137.000 votos); otro 3,3% ha optado por la coalición de Adelante Andalucía (Podemos e IU), a quien han enviado 46.000 votantes. A Vox se han marchado el 1,9% de sus fieles (27.000), mientras que al PP han decidido irse 8.000 aproximádamente, es decir, un 0,6% de su electorado. Junto a estas pérdidas, también hay otros 346.000 ex votantes socialistas (24,5%) que en las elecciones del domingo optaron por no votar y otros 18.000 (1,3%) que se repartieron entre otras formaciones políticas minoritarias.

En el caso de Adelante Andalucía, la coalición de Podemos e Izquierda Unida ha conseguido también robar a otros partidos, aunque en menor medida. Por un lado, 329.000 andaluces que en 2015 votaron a Podemos (55,6%) eligió en esta ocasión la papeleta de esta nueva confluencia. Mientras, 116.000 de los que en los anteriores comicios apoyaron a IU (42,3%) se han decantado por estas siglas.

Por otro lado, los de Teresa Rodríguez, la candidata de la coalición a la Junta de Andalucía, también han logrado pescar en otras formaciones como el PSOE. A Susana Díaz le han robado 46.000 seguidores, mientras que de otras formaciones menores han conseguido arañar 18.000 nuevos apoyos. Eso sí, no acudieron a depositar su voto en la urna 202.000 ex votantes de Podemos y 123.000 ex seguidores de IU.

En cuanto al comportamiento de los electores que se estrenaban ante unas elecciones al haber alcanzado la mayoría de edad, la mayoría (26,9%) optó por C's, esto es, 104.000,

seguido de un 25,1% que eligió la papeleta del PSOE (97.000). Vox atrajo al 21,5% (83.000 papeletas) de los novatos y Adelante Andalucía al 19,4% (75.000). El PP, por último, se hizo con el 13,2% de este saco de nuevos votantes, es decir, gustó a poco más de 51.000 jóvenes. Llamativo es que ninguno de los nuevos votantes se abstuviese.

Últimas noticias